Receta de chutney de mango: cómo hacerlo fácilmente

El chutney de mango es una salsa picante y dulce a la vez, muy fácil de hacer e ideal para acompañar platos de arroz o verduras.

Ingredientes:

  • 2 kg de mango
  • 500 g de cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • 5 cm de raíz de jengibre fresco
  • 100 g de pasas sultanas
  • Hojuelas de chile seco (al gusto)
  • 500 ml de vinagre blanco
  • 250 g de azúcar
  • ½ cucharadita de sal
Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 60 minutos
Económica
6 comensales
Tipo de receta: Fruta
Vegetarianos

Elaboración:

  1. Pela y corta los mangos en trozos ni muy grandes ni muy pequeños. Pela las cebollas y los dientes de ajo, y pícalas finamente. Pica también el jengibre.
  2. Coloca los mangos, la cebolla, el ajo, el jengibre, las hojuelas de chile y las pasas sultanas en una cacerola grande y ancha. Añade el vinagre, la sal y el azúcar. Cocina a fuego medio, revolviendo bien hasta que todo el azúcar se haya disuelto.
  3. Una vez que el azúcar se haya disuelto, deja que la cocción hierva. Luego reduce ligeramente el fuego, cocinando a fuego lento durante aproximadamente 1 hora. Es importante remover de vez en cuando. A medida que se vaya espesando revuelve con más frecuencia (debes observar que el azúcar no comience a pegarse al fondo de la sartén).
  4. Es el momento de limpiar los frascos de chutney. Mientras el chutney se cocina al fuego, es el momento ideal para limpiar los frascos y esterilizarlos. Para ello precalienta el horno a 140 ºC. Lava bien los frascos con agua jabonosa caliente, y luego enjuágalos bien con agua corriente. Deja que los tarros y las tapas se sequen, colocados al revés, en el horno durante algunos minutos. O, bien, puedes optar por limpiar los frascos pasándolos por el ciclo caliente del lavavajillas.
  5. Continuando con la receta. Vierte cuidadosamente la salsa picante en los frascos esterilizados, y séllalos mientras aún está caliente. Pega una etiqueta con la fecha de envasado, y almacénalos en un lugar fresco y oscuro durante al menos un mes antes de comer.

Con qué podemos comer el chutney de mango

El chutney de mango, a diferencia de otras variedades y tipos de chutney, se caracteriza por ser un condimento más suave y fácil de untar, y dado su sabor dulce y salado a la vez, se convierte en una nota calmante perfecta para añadir a comidas picantes.

Es una opción ideal para acompañar carnes magras de sabor y textura suave, o bien para algo tan simple -y maravilloso- como el queso asado.

Consejos útiles para hacer el mejor chutney de mango

Aunque como habrás visto elaborar el chutney de mango (o, en definitiva, cualquier variedad de chutney) es tremendamente sencillo, fácil y simple, es necesario tener en cuenta algunas pautas o factores básicos para prepararlo de forma adecuada:

  • A la hora de hacer chutney de mango es mejor usar mangos ligeramente maduros, pero que no estén muy verdes para que su sabor no sea tan ácido. Así también conseguiremos que mantengan su textura y consistencia durante la cocción.
  • Utiliza los ingredientes más frescos posibles, en especial para los chutneys crudos o ligeramente cocidos.
  • Dado que el chutney cocido puede quemarse con mucha facilidad, es necesario tener listos todos los ingredientes antes de comenzar.

¿Qué es el chutney?

El chutney es una salsa picante original de la India, donde de hecho destaca por ser un condimento tan común como popular, que habitualmente se utiliza para acompañar distintas recetas y platos típicos, en especial de carne. Se trata de una salsa tremendamente especial, porque se elabora a base de trozos de fruta, verduras, hierbas y especias con vinagre y azúcar.

Es una opción maravillosa a la hora de brindar cierto equilibrio a una diversidad interesante de platos, o incluso puede ser enormemente útil a la hora de resaltar el perfil de algún sabor en particular. 

Y aunque ahora mismo puede utilizarse la palabra “chutney” para aplicarse a todo lo que se conserva en azúcar y vinagre (con independencia de su textura, consistencia e ingredientes), lo cierto es que el chutney original es aquel que se elabora con trozos de tamaño intermedio -ni grandes ni pequeños-, lo que ofrece una textura cien por cien característica, similar a la conserva, pero con algunas auténticas señas de identidad.

Además, otra de sus particularidades es su sabor, el cual se caracteriza por ser picante, dulce y agrio a la vez.

Continúa leyendo nuestras recetas...

#}