3 recetas de tartas de queso sin horno para sorprender

Si eres un fanático de la tarta de queso, esto es para ti. Apunta estas ideas para hacer las mejores recetas (y súper fáciles).

La tarta de queso es uno de los postres más apreciados. En Madrid, la Asociación de Cocineros y Reposteros (Acyre) de la Comunidad acaba de entregar el título a la "mejor tarta de queso" al postre realizado por Carlos Sierra, chef del restaurante de quesos especializados de Poncelet. Esta tarta está elaborada a base de queso fresco y azul de cabra, una base de galleta con mantequilla de cabra y aderezada con un helado de caramelo de violeta.

Este postre con tanta fama e historia se inventó en la Antigua Grecia durante la celebración de los Juegos Olímpicos del 776 a.C., ya que aportaba una gran cantidad de energía a los deportistas. Posteriormente, la receta se fue difundiendo por Europa hasta llegar a nuestros días.

Existen muchísimas variedades y tipos como la cheesecake neoyorkina, de Oreo, chocolate, dulce de leche, con horno. Si tú también eres fan de este postre tan célebre, te damos varias ideas de receta para que puedas hacerla en cualquier momento (y sin horno).

Tarta de queso y frambuesa

Esta es una recetas más populares en Norteamérica y es que está deliciosa. 

Ingredientes:

  • 250 g de galletas tipo María
  • 90 g de mantequilla ablandada
  • 2 cucharadas de gelatina
  • 500 g de queso cremoso, tipo quark
  • 5 cucharadas de zumo de limón
  • 120 g de azúcar  + 2 cucharadas
  • 300 ml de nata
  • 250 g de frambuesas

Elaboración:

  1. Forrar un molde desmontable con papel de aluminio y engrasarlo ligeramente.
  2. Triturar las galletas en el robot y mezclarlas con la mantequilla ablandada. Pasar esta pasta al molde, presionando sobre el fondo y las paredes. Guardar en la nevera hasta que endurezca.
  3. Remojar la gelatina unos minutos para hidratarla, escurrirla y disolverla al baño María.
  4. Batir el queso con la batidora de varillas para ablandarlo; agregar el azúcar y el zumo de limón y seguir batiendo. Montar la nata y mezclar con la crema de queso con movimientos suaves y envolventes. Reservar.
  5. Triturar las frambuesas con  2 cucharadas de  azúcar. Colar y agregar la mitad de la gelatina.
  6. Añadir el resto de la gelatina a la crema de queso preparada.
  7. Verter las dos cremas -la de queso y la de frambuesa - en el molde y removerlas ligeramente con un palo de brocheta formando remolinos.
  8. Guardar en la nevera durante 4 horas o hasta que cuaje. Desmoldar y decorarla con unas frambuesas.

Tarta de queso y chocolate con salsa negra

Una forma de diferente de hacer tarta de queso con chocolate y aderezada con salsa de cerveza negra.

Ingredientes:

  • 500 g de queso blanco cremoso para untar (2 terrinas)
  • 3 hojas de gelatina
  • 150 g de nata líquida
  • 200 g de cookies de chocolate
  • 50 g de mantequilla
  • 1 cerveza Mahou negra
  • 1 rama de canela
  • 1 estrella de anís
  • 2 clavos de olor
  • 5 cucharadas de azúcar moreno
  • 75 ml de agua
  • perlitas de chocolate 

Elaboración:

  1. Triturar las galletas (cookies) en un robot. Mezclarlas con la mantequilla a temperatura ambiente hasta formar una pasta.
  2. Rellenar con esta preparación cuatro aros de repostería. Llenar hasta 1/3 de su volumen. Dejar unos 30 minutos en la nevera.
  3. Mientras, remojar las hojas de gelatina en agua, escurrir y disolver en la nata caliente (no debe hervir).
  4. Trabajar el queso con una batidora hasta obtener una crema. Añadir la mezcla de la nata con la gelatina y remover bien.
  5. Verter la crema de queso en los aros de repostería hasta llenarlos. Refrigerar 5 horas en la nevera.
  6. Para la salsa negra, poner en un cazo la cerveza con el agua, el azúcar y las especias. Dejar que cueza lentamente para que se reduzca y forme una salsa consistente. Si al probarla está demasiado amarga, agregar un par de cucharadas de azúcar más. Colar y reservar.
  7. Al servir, desmoldar los aros sobre los platos, verter la salsa de cerveza negra encima y decorar con perlitas de chocolate.

Tarta de queso exprés

Si tienes poco tiempo y quieres un postre fácil y rápido, esta es tu receta. 

Ingredientes:

  • 2 yogures griegos o naturales
  • 8 galletas integrales o de las que dispongas
  • 250 g de queso Quark
  • mermelada de fresa

Elaboración:

  1. Rompe las galletas, hasta casi triturarlas en polvo. Reserva.
  2. Vierte en un cuenco los yogures y el queso Quark y mezcla bien. Puedes añadir un poco de azúcar, aunque debes tener en cuenta que la mermelada ya aportará el toque dulce.
  3. Coge un vaso o bol preferiblemente transparentes, para que se vean las capas de los ingredientes, y pon en la base una capa de galleta triturada y, luego, la mezcla de Quark y yogur. Guárdalo en la nevera hasta que se enfríe o, en el congelador, unos 10 minutos.
  4. Agrega un poco de mermelada de fresa por encima antes de servir.

Continúa leyendo