5 postres retro de nuestra gastronomía

Hemos hecho el complicado y seguramente controvertido ejercicio de elegir los cinco platos tradicionales del recetario español que consiguen que una comida acabe en todo lo alto.

Crema catalana
Depositphotos

Ni brownie con helado de vainilla, apple pie, ni crumble de manzana, ni crepe dulce, ni Guiness cake, ni tarta de zanahoria, ni, ni, ni… Que sí, todos estos postres importados y algunos otros fenómenos virales a nivel mundial como la tarta de queso o de limón están deliciosos y nunca se les puede decir que no, pero no son nuestros. Al menos no en exclusiva. 

Les hemos recibido como lo hacemos en España con las buenas recetas, con los brazos bien abiertos y dejándoles pasar, nunca mejor dicho, hasta la cocina, pero hay cinco postres retro de nuestra gastronomía que cuando le oyes al camarero decirlos del tirón, con un “todo casero” al final de la lista, dan ganas de celebrarlo como si tu equipo del alma hubiera metido un gol. 

Postres clásicos españoles hay muchos -y también dulces típicos para acompañar al café, para merendar o para desayunar… de eso no nos falta-, pero tenemos claro cuál es nuestro top five.

Flan

Es uno de los postres tradicionales que mejor ha envejecido porque las versiones de café, queso o naranja, entre otras, son también adictivas, pero donde esté el de huevo de toda la vida que se quite todo lo demás. Hasta la nata con la que la sirven en muchos sitios. Inolvidable su bailecito cuando le damos el inevitable meneo al plato inmediatamente después de que nos los sirvan.  

Crema catalana

Bien hecha es una cosa de otro planeta. Y es que esta crema pastelera a base de yema de huevo, entre otros ingredientes, y rematada con una capa de azúcar caramelizada por encima, ha conquistado las cartas de los restaurantes tradicionales a lo largo y ancho del país porque es un escándalo en boca. Si te gusta el dulce es un postre que te alegra hasta el peor de los días.

Natillas

natillas
Depositphotos

En tiempos en los que las natillas de polvos e industriales proliferan, recordamos con más nostalgia si cabe las que tomábamos de pequeños en casa de la abuela, que le ponía su galletita en forma de guinda, como si de una tarta se tratara. Afortunadamente, la gastronomía española no ha dejado que se pierda la receta tradicional de vainilla, y es un subidón comer en uno de esos sitios en los que las hagan desde cero de forma casera. 

Arroz con leche

Aunque en países como Cuba elaboran su versión, gustándonos muchas cosas de este paraíso insular, donde esté nuestro arroz con leche que se quite todo lo demás. Hecho despacito, dándole tiempo para que se integren sus ingredientes, ¡espectacular! En Asturias, cada restaurante, cada familia incluso, hace su versión de este postre que es un placer para los sentidos.  Seguramente el postre retro de nuestra gastronomía por excelencia. 

Cuajada con miel

A veces menos es más también en la gastronomía y la cuajada con miel es un buen ejemplo de ello. Leche, azúcar y cuajo con una miel natural y a disfrutar. Es un plato típico del norte peninsular, concretamente en Navarra, pero tiene fans -no es para menos- hasta en la punta opuesta del país.

Rubén García

Rubén García

Durante años me dediqué a la comunicación deportiva, pero me di cuenta a tiempo de que en mi otra gran pasión, la gastronomía, no era tan alto el riesgo de sufrir esguinces de tobillo. Ser "entrenador personal" del paladar es mucho más placentero. Yo me lo guiso, yo me lo como, y de paso lo comparto, porque las comidas inolvidables son las que se disfrutan en buena compañía.

Continúa leyendo