Vídeo de la semana

Aprende a preparar polvorones deliciosos en casa

Este dulce típico de la Navidad se puede preparar en menos de 30 minutos. ¡Así es su fácil receta!

polvorones
iStock

Turrones de almendra y de yema, trufas de chocolate, roscón de Reyes, peladillas, mazapanes… y por supuesto, los polvorones. Este dulce tan típico de las Navidades es uno de nuestros favoritos: de un sabor dulce muy intenso y con una textura terrosa que se deshace en la boca, los polvorones se preparan con una masa de harina, manteca de cerdo (o mantequilla) y azúcar. Reconocemos que no son precisamente sanos… pero aun así son uno de los productos más consumidos cuando se acercan estas fechas tan señaladas. Nadie se puede resistir a ellos.

¿Quieres saber cómo puedes prepararlos de forma casera este año? Elaborar este dulce tipico de Navidad es realmente fácil: solo necesitas un par de ingredientes de bajo precio y muy poco tiempo. ¡Toma nota de su receta!

Ingredientes que necesitas

  • 350 g de harina de repostería
  • 40 gramos de almendras crudas, trituradas y molidas.
  • 80 gramos de azúcar glass
  • 110 gramos de manteca de cerdo (o mantequilla)
  • Un chorrito de anís
  • 3 gramos de bicarbonato
  • Una cucharadita de canela

Paso a paso

Para empezar, tamiza la harina de repostería sobre una bandeja para horno, y mezcla con ella las almendras crudas. Mete la bandeja al horno a 130ºC durante 30 minutos, para que se tuesten y doren bien los ingredientes. Después, deja enfriar la harina y las almendras completamente.

Por otro lado, mezcla el azúcar glass con la manteca de cerdo (o la mantequilla) a temperatura ambiente. Añade a un bol también la harina y las almendras tostadas, el bicarbonato, la canela y el chorrito de anís; y mezcla todo hasta que consigas una masa uniforme. Haz una bola con la masa y déjala reposar, tapada con un paño de cocina, durante unos 20 minutos.

Pasado el tiempo, estira la masa uniformemente sobre una superficie lisa -como la encimera o una mesa grande- con el grosor que quieras para tus polvorones. Generalmente, con uno o un centímetro y medio valdrá. Con un molde redondo (o con tijeras), corta los polvorones y cólocalos en una bandeja de horno forrada con papel para hornear.

Mete los polvorones al horno a 180ºC durante unos 15 minutos, y retíralos cuando la superficie haya cogido un poco de color. Espolvoréalos con el resto de azúcar glass, déjalos reposar un par de horas a temperatura ambiente (o fórralos con un envoltorio)… ¡y listo para disfrutar de su sabor y textura terrosa!

Continúa leyendo

#}