Barritas de crumble de arándanos: el desayuno más top

Fáciles pero ricas y muy resultonas. Te enseñamos a preparar estas barritas de crumble de arándanos, perfectas para llevar contigo en cualquier ocasión. ¡Apunta esta receta porque te va a encantar!

No hay nada mejor que levantarse y poder empezar en día comiendo algo hecho por nosotras. Lo mismo ocurre cuando queremos picar algo a media mañana o la hora de merendar… Y es que el gustazo de poder comer algo que hemos elaborado con nuestras propias manos no nos lo quita nadie. Eso mismo ocurre con estas barritas de crumble de arándanos (o blueberry crumb bars) que lo tienen todo: ricas, de preparación sencilla y perfectas para llevar a cualquier sitio. Si eres fan de los frutos del bosque, te va a enamorar, te vamos avisando. Te mostramos cómo preparar estos snacks dulces para que puedas guardarlos en el bolso o acompañarlos de café por la mañana. Let’s do this!

Ingredientes para la masa:

  • 75 gr mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 25 gr azúcar blanco
  • ½ cucharadita de sal fina
  • ½ cucharadita de esencia de vainilla
  • 100 gr harina (preferiblemente integral)

Para el relleno:

  • 350 gr de arándanos, aunque podrías usar también frambuesas, moras, fresas… Incluso podrías mezclarlos entre sí
  • 60 gr azúcar blanco
  • Zumo de ½ limón
  • 1 cucharada de harina
  • ½  cucharadita de canela en polvo

Para el crumble:

  • 14 cucharadas de harina
  • 100 gr mantequilla sin sal (fría y cortada en cuadraditos, preferiblemente)
  • 120 gr azúcar moreno
  • ½ cucharadita de sal fina

Elaboración de la masa:

  1. Mezclar la mantequilla con el azúcar hasta obtener una mezcla uniforme.
  2. Añadir la esencia de vainilla, la sal y continuar removiendo para que se mezcle bien y resulte una mezcla homogénea.
  3. Incorporar la harina, mezclando con una espátula pero tampoco demasiado para que la masa no quede demasiado dura, ¡no buscamos eso!
  4. Cubrir un molde con papel para horno de tal manera que todos sus lados queden cubiertos. Esto facilitará la tarea de desmoldar las barritas después.
  5. Cubrir la base del molde con la masa preparada y dejar reposar en la nevera durante 30 minutos.
  6. Hornear durante 20 minutos a 180º, hasta que veamos que la base está dorada. Entonces lo sacaremos y dejaremos que se enfríe por completo antes de colocar los arándanos encima.

Elaboración del relleno:

  1. Descongelar los arándanos y escurrir (si es que los tenías en el congelador) y partirlos en caso de que sean demasiado grandes.
  2. Mezclar con el azúcar, la canela, la harina y el zumo de limón y repartir de manera homogénea sobre la base que hemos horneado antes.

Para el crumble:

  1. Colocar los ingredientes en un bol, ya sea mezclando con las manos o con una batidora. El objetivo es que los cubitos de mantequilla que estaban fríos se vayan fundiendo e integrando con el resto de ingredientes.
  2. Cuando la mezcla tenga una consistencia arenosa, parecida a unas migas, espolvorear sobre la capa de arándanos.
  3. Hornear durante 30 minutos a 160º, con cuidado de que no se queme. Puedes colocar una capa de papel de aluminio cubriendo el molde para evitar que se tueste demasiado.
  4. Cuando esté listo, deja que se enfríe completamente antes de desmoldar. Después, corta en forma de barritas y ya están listos estos deliciosos snacks. ¿Te apetece uno?
leonor nieto garcia

Leonor Nieto García

¿El mejor plan? Salir de cañitas y pinchos. Periodista y Community Manager amante del buen comer, de compartir plato y experiencias y brindar con alegría por las cosas buenas.

Continúa leyendo