Barritas de desayuno de frambuesa y avena, receta healthy y sencilla

Estas barritas de desayuno de avena y linaza son de lo más saludables y además, aptas para vegetarianos y veganos. Se preparan rápidamente y aunque seas principiante, te quedarán de muerte. ¡Larga vida al desayuno!

Las que estén al tanto del mundillo realfooder sabrán que las galletas y bollitos (o la gran mayoría) que se comercializan no son la opción más saludable, a pesar de lo buenos que puedan estar (está complicado eso de resistirse a una deliciosa galletita). Por eso nos queda otra opción: hacer nosotras nuestro propio desayuno. Suena bien, ¿verdad? 

Y como ya hemos hablado de cookies en otras ocasiones, te invitamos ahora a recrear estas barritas de desayuno, ricas, completas y además veganas. Te proponemos que utilices una mermelada de frambuesa (preferiblemente que esté hecha en casa, pero si no, no pasa nada) pero puedes cambiarla por cualquiera de otro sabor. Y si prefieres darles otra forma en lugar de presentarlas como barritas, también puedes, no hay problema. En esta receta los cereales y los frutos secos son los reyes, cuyo valor nutricional es alto y pueden proveernos de la energía necesaria para sobrellevar nuestra mañana. 

El aceite de coco también está presente. Quizá le has dado otros usos de carácter cosmético en lugar de culinario, pero a nivel nutricional resulta un ingrediente muy interesante. Presenta altas cantidades de ácido laúrico, un potente antimicrobiano y bactericida. También fortalece el sistema inmune y favorece la digestión y tránsito intestinal. Anímate a utilizarlo en esta sencilla y rápida receta de barritas de frambuesa y avena.

Ingredientes:

  • 1½ cucharadas de linaza molida + 4 cucharadas de agua
  • 1/3 taza de aceite de coco derretido
  • 1/4 taza de sirope de agave
  • 2 cucharadas de azúcar moreno (opcional)
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 2 tazas y media de avena
  • 1/2 taza de harina integral (de espelta, por ejemplo)
  • 1 taza de almendras fileteadas
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • Una pizca de sal

Elaboración:

  1. Calentar el horno a 180º.
  2. En un cuenco, colocar la linaza en agua para que se hidrate durante unos minutos.
  3. Colocar las almendras en la batidora y batir hasta que tengan la consistencia de una arena fina. Te aconsejamos ir con cuidado con este paso, ya que si las macacas demasiado pueden convertirse en crema de almendra.
  4. Ahora añade la avena en copos y bate hasta que se deshagan. No hace falta que todos queden machacados, puede haber algunos que queden enteros y otros no, lo que añadirá textura a nuestras barritas.
  5. Agregar el bicarbonato y la harina. Bate hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.
  6. En un recipiente aparte, mezclar la miel, el aceite, la vainilla y la linaza que habíamos dejado en agua. Mezcla estos ingredientes con la masa obtenida anteriormente.Bate y no te asustes si resulta una mezcla bastante pegajosa, ya que debe quedar así.
  7. Engrasar un molde cuadrado y vierte la mitad de la mezcla, asegurándote de que cubra bien la base. Da uno golpecitos al molde para que se distribuya bien.
  8. Cubrir esta capa con la mermelada de frambuesa haciendo que quede uniforme y después echar encima la masa restante, para que quede como si fuera una especie de sándwich.
  9. Hornear durante unos 20 o 25 minutos, hasta que la parte superior tenga un tono dorado.
  10. Sacar del horno y dejar enfriar. Después, cortar en forma de rectángulo, haciendo barritas.
leonor nieto garcia

Leonor Nieto García

¿El mejor plan? Salir de cañitas y pinchos. Periodista y Community Manager amante del buen comer, de compartir plato y experiencias y brindar con alegría por las cosas buenas.

Continúa leyendo