Bizcocho de chocolate y jengibre, dale un toque original a la receta tradicional

Te contamos cómo hacer paso a paso un bizcocho de chocolate y jengibre, ideal para principiantes y para sorprender a los más golosos. Rápido, fácil y muy original.

El jengibre (que según la Real Academia Española de la Lengua debe escribirse así, y no jenjibre o genjibre o gengibre), cuyo nombre científico es Zingiber officinale, es una planta medicinal,  producto antinflamatorio natural, que ayuda a combatir enfermedades respiratorias, artrosis, diabetes y problemas digestivos y que además sirve para adelgazar. Un todo en uno, como quien dice.

En este caso, vamos a utilizar el jengibre para dar sabor a un delicioso bizcocho que combina lo mejor del chocolate y esta raíz. Ya te adelantamos que la suma de estos sabores se convierte en un combo ganador y superdelicioso.

Ingredientes:

  •  120 ml de aceite de oliva
  • 40 gr de cacao en polvo
  • 155 gr de melaza o miel
  • 150 gr de azúcar moreno
  • 2 huevos
  • 60 ml de leche
  • 125 gr de harina
  • ¾ de cucharadita de bicarbonato
  • ½ cucharadita de sal
  • 2 cucharaditas de jengibre en polvo
  • 1 cucharadita  de canela en polvo
  • ¼ de cucharadita de clavo molido
  • ¼ de cucharadita de nuez moscada en polvo.

Elaboración:

  1. Se pone el horno a precalentar a 160 ºC y se engrasa un molde rectangular para que no se nos pegue el bizcocho.
  2. En un cazo, a fuego medio, se echa el aceite, la melaza, el azúcar moreno y el agua. Se remueve hasta que el azúcar quede bien disuelto. Quitamos  del fuego, vertemos en un bol y lo dejamos templar durante unos cinco o diez minutos.
  3. Se añade a la mezcla anterior la leche y los huevos y se va batiendo  hasta que quede bien integrado. Lo dejamos por ahora a un lado.
  4. En otro bol y con un colador se tamiza la harina junto con el cacao, el bicarbonato, la sal, el jengibre, la canela, el clavo y la nuez moscada. Se vierte sobre la mezcla de elementos líquidos que habíamos dejado preparada. Se remueve bien con una espátula para que se todo se mezcle: Quizá queden algunos grumos, pero no pasa nada ni es señal de que lo estemos haciendo mal.
  5. Se vierte sobre el molde y se hornea durante una media hora. Hacemos la prueba de  pinchar con un palillo hasta que salga limpio.
  6. Se deja enfriar por completo dentro del molde sobre una rejilla.

Ingredientes para la cobertura:

  • 60 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 110 gr de queso en crema
  • 240 gr de azúcar glas
  • 2 cucharadas de leche
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

Elaboración de la cobertura:

  1. Se bate la mantequilla con el queso a poco mientras sigues batiendo. Por último. Se añade la leche y la vainilla y bate hasta que quede integrado, y se usa esta crema para cubrir el bizcocho. Se puede poner también algún dibujito o decoración con sirope de chocolate, pero evitando que la adición de más azúcares resulte en un acabado demasiado empalagoso, pues el éxito de este plato consiste más en la sutileza que en la contundencia.
  2. El resultado final es el de la apariencia de la nieve sobre el bizcocho, lo que le hace estéticamente muy bonito y en cuanto a su sabor… ¡Será mejor que pruebes a hacerlo en casa y lo disfrutes por ti misma!
leonor nieto garcia

Leonor Nieto García

¿El mejor plan? Salir de cañitas y pinchos. Periodista y Community Manager amante del buen comer, de compartir plato y experiencias y brindar con alegría por las cosas buenas.

Continúa leyendo