Vídeo de la semana

Bizcocho de limón y semillas de amapolas: el postre que desearás probar

Este esponjoso pastel con zumo de limón y semillas tiene un sabor suave ligeramente ácido. ¡Te encantará su sabor original!

pastel de limón
iStock

Si nos lees con frecuencia, sabrás que los bizcochos y las tartas son nuestra parte favorita de la repostería. Por un lado porque son postres esponjosos, dulces y muy apetecibles, y por otro, porque se pueden preparar con infinidad de ingredientes: chocolate, fresas, calabaza, naranjas… Ahora te proponemos utilizar el limón como base principal para preparar un bizcocho delicioso, que incluye también una cucharadita de semillas de amapola, con un gran aporte de minerales esenciales para el organismo.

¿Interesada en prepapar este delicioso pastel de sabor suave? Sólo necesitas 50 minutos para darle forma. ¡Toma nota de su receta!

Ingredientes que necesitas:

  • 170 gramos de harina
  • 190 gramos de azúcar
  • 3 huevos de tamaño grande
  • 1 cucharadita y media de levadura química
  • Una cucharadita de sal
  • Ralladura de 1 limón grande
  • 70 gramos de mantequilla ablandada a temperatura ambiente
  • 120 ml de nata para montar
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 1 cucharadita de semillas de amapola
  • Para el glaseado: 90 gramos de azúcar glas y dos cucharadita más de zumo de limón

Cómo elaborar este bizcocho de limón

Para empezar precalienta el horno a 180º y engrasa un molde redondo con un poco de mantequilla ligeramente blanda. Después, coloca un cazo a fuego lento y derrite en él el resto de la mantequilla. Añade las semillas de amapola y la ralladura, remueve la mezcla y retírala del fuego.

Después bate los huevos en un bol grande junto con la nata para montar, hasta que consigas un líquido fino y blanco. En otro bol, añade la harina tamizándola, la cucharadita de levadura y la pizca de sal y mezcla los ingredientes. Añade esta masa seca al bol anterior con la mezcla líquida, removiendo con una espátula para que todos los ingredientes se integren bien.

Añade a esta masa la mantequilla con las semillas de amapola y la ralladura de limón. Añade también el zumo de limón, remueve todo un par de minutos y vierte la masa en el molde para horno. Hornea la tarta durante unos 45 o 50 minutos hasta que veas que se vuelve firme y se tuesta ligeramente. ¡Y listo!

Mientras lo sacas y dejas que se enfríe, prepara el glaseado mezclando el azúcar con el zumo de limón. Cuando esté listo viértelo por toda la superficie del bizcocho, espolvorea otra cucharadita de semillas de amapola para rematar el postre y ya puedes disfrutar de él. ¡Te encantará!

Continúa leyendo

#}