Caramelos de sidra de manzana: un snack para chuparse los dedos

Este dulce hará las deliciosas de los amantes de los postres empalagosos. ¡Aprende a preparar estos caramelos de manzana!

caramelos sidra
iStock

¿Alguna vez has oído hablar de los conocidos como caramelos de sidra de manzana? Es probable que no, pero deberías. Los apple cider caramels -así se llaman en su nombre original en inglés- son un snack dulce muy famosos en Estados Unidos, donde se preparan sobre todo de cara a Navidad para hacer disfrutar a los más pequeños de la casa.

Estos pequeños dulces cuadrados o rectangulares se bañan con una especie de jarabe de manzana, que los vuelve jugosos y empalagosos. Además, si están en su punto serán masticables y te encantará su textura semiblanda. ¡Son una delicia para el paladar! Eso sí, conviene que los tomes con moderación debido a su alto contenido en azúcar. Si después de leer todas sus virtudes te apetece descubrir este postre tan famoso al otro lado del Atlántico, sigue leyendo. ¡Te contamos cómo hacer estos caramelos en casa de una forma muy fácil! ¡Sólo necesitas un rato y un par de ingredientes comunes!

Ingredientes que necesitas:

  • 2 tazas de sidra de manzana fresca
  • 4 cucharadas de mantequilla sin sal
  • Media taza de azúcar granulada
  • Media taza de azúcar moreno
  • 3 cucharadas de crema espesa
  • Una cucharadita de canela molida
  • Una cucharadita de sal kosher o pura

Paso a paso

En una cacerola grande, hierve la sidra de manzana hasta que se reduzca, removiéndola de vez en cuando para que no se pegue. Este proceso llevará aproximadamente unos 30 minutos. Mientras tanto, cubre un molde grande cuadrado para horno con una hoja de papel pergamino y rocíalo con un chorrito de aceite de oliva.

Cuando la sidra ya se haya reducido, baja el fuego y agrega a la cacerola la mantequilla (cortada en cubitos), el azúcar granulada, el azúcar moreno y la crema espesa. Remueve y calienta la mezcla hasta que alcance unos 250ºC. Puedes utilizar un termómetro para calcular mejor la temperatura del contenido de la cacerola. 

Agrega por último la cucharadita de canela y de sal, y remueve todos los ingredientes de nuevo un par de minutos. Para terminar, vierte la mezcla en el molde preparado, alisa toda la superficie con un cuchillo y deja que se enfríe durante al menos 1 hora en la nevera. ¡Y listo!

Cuando saques la tableta, córtala con un cuchillo en trozos pequeños, que serán los caramelos. Sírvelos bien fríos o después de haberlos dejado reposar unos minutos a temperatura ambiente. ¡Y te encantarán!

Continúa leyendo