Cómo hacer caramelo líquido para conquistar a cualquier goloso

Te enseñamos paso a paso a elaborar el caramelo líquido ideal para cualquier postre.

Alerta a las más golosas… Porque no nos responsabilizamos del efecto que esta receta pueda tener en vosotras. En esta ocasión, os enseñamos los pasos para conseguir un caramelo líquido que querrás añadir a cualquiera de tus postres. Se trata de un alimento que se prepara a base de azúcar derretido. En resumen, el caramelo se obtiene hirviendo azúcar. El resultado puede tener forma sólida o líquida (aunque resulta irresistible de cualquiera de las dos maneras). Por lo general, estamos acostumbradas a consumir la versión sólida de este dulce, lo que le permite derretirse en la boca. Pero lo que os traemos hoy es el secreto para hacer caramelo líquido, que podéis utilizar para hacer flanes, puddin, etc. ¡Te parecerá una receta digna de Charlie y la Fábrica de Chocolate!

El origen de este tipo de dulce lo encontramos en la Antigüedad, debido a que los humanos necesitaban alimentos livianos que les proporcionasen energía para viajes de larga distancia. Habitualmente los dulces se elaboraban a base de sustancias como la miel, el jengibre, el regaliz o la lactosa. El caramelo, tal y como lo conocemos actualmente, fue inventado en 1820.

En la producción industrial de caramelo, el azúcar, la glucosa y el agua generalmente se usan como materias primas, y se mezclan en una proporción adecuada para producir un jarabe que luego se cocina a alta temperatura. La rápida evaporación elimina el agua presente en este jarabe cocido, dando como resultado una pasta de caramelo que puede moldearse de diferentes maneras. El enfriamiento posterior cristaliza la masa y forma el propio caramelo dándole una dureza adecuada para el envasado. Y aunque no lo creas, la leche también puede ser utilizada como disolvente. No obstante y en este caso, nuestra receta es mucho más sencilla y apta para principiantes en el amplio mundo de la repostería: solo necesitarás 3 ingredientes y el resultado, si sigues estos pasos con atención, será digno de profesionales.

Receta de caramelo líquido

Ingredientes:

  • 200 gramos de azúcar blanco
  • 150 ml de agua
  • Una cucharada de jugo de limón

Elaboración:

  1. Colocar un cazo al fuego y añadir el agua.
  2. En otro cazo y a fuego medio, echar el azúcar más cuatro cucharadas de agua y una de zumo de limón.
  3. Esperar hasta que la mezcla de ingredientes comience a cambiar de color (adquirirá un tono tostado) y a burbujear. Es necesario estar atentas para que el caramelo no tome un color muy oscuro, porque entonces quedará amargo y no es eso lo que estamos buscando.
  4. Con un cucharón y una vez el azúcar presente un tono similar al de la miel, ir añadiendo el agua que teníamos apartado. Ten cuidado con este paso, ¡porque podría saltar!
  5. Remover hasta obtener una mezcla homogénea y dejar enfriar durante una hora.
  6. Después estará listo para guardar en cualquier recipiente que tengamos en casa (mejor si resiste los cambios de temperaturas) y se puede reservar en el frigorífico incluso durante dos meses. Esto se debe al azúcar, que permite su conservación a largo plazo.
leonor nieto garcia

Leonor Nieto García

¿El mejor plan? Salir de cañitas y pinchos. Periodista y Community Manager amante del buen comer, de compartir plato y experiencias y brindar con alegría por las cosas buenas.

Continúa leyendo