Vídeo de la semana

Cómo hacer un pastel de mantequilla de cacahuetes (Peanut Butter Pie)

Aunque es muy habitual que la mantequilla de cacahuetes se utilice principalmente como relleno para sándwiches, puede convertirse en un ingrediente de muchos postres. Y el pastel de mantequilla de cacahuetes (o Peanut Butter Pie) es un buen ejemplo.

Cómo hacer un pastel de mantequilla de cacahuetes
Foto: Istock

Ya sabemos que la mantequilla de cacahuetes es enormemente popular en Estados Unidos, donde es muy común su utilización como relleno para sándwiches con mermelada de arándanos, uno de los emparedados más famosos del país, conocido tradicionalmente como PB&J (o Peanutbutter and jelly sandwich).

De hecho, es muy habitual en muchas películas y series de televisión, donde podemos ver a los protagonistas prepararse un sándwich con esta particular combinación de ingredientes salados y dulces. Y es que a los más pequeños les encanta, aún cuando se trate de una mezcla extraña, cuya popularidad puede llegar a sorprender en otros países.

Y cuando deseamos ir un paso más allá podemos encontrarnos con el pastel de mantequilla de cacahuetes, popularmente conocido como Peanut Butter Pie. 

Como su propio nombre indica, consiste en un pastel elaborado principalmente con mantequilla de cacahuetes, con una base a modo de corteza (que puede ser de galletas o de chocolate), un exquisito relleno y una capa de nata, caramelo salado o chocolate.

Dado que existen distintas versiones, en esta ocasión vamos a conocer dos recetas tradicionales llegadas directamente de Estados Unidos: un pastel de mantequilla de cacahuetes con base de chocolate, y un pastel de mantequilla de cacahuetes con base de galleta.

Receta de pastel de mantequilla de cacahuetes con base de chocolate

Receta de pastel de mantequilla de cacahuetes con base de chocolate
Foto: Istock

Ingredientes para la corteza:

  • 196 g de galletas tipo Digestive
  • 1 cucharada de azúcar morena
  • 99 gramos de mantequilla sin sal derretida

Ingredientes para el relleno:

  • 227 g de queso crema a temperatura ambiente
  • ¾ taza de azúcar glas (más 2 cucharadas)
  • 1 taza de mantequilla de cacahuetes cremosa
  • 1 taza de nata batida espesa
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Elaboración:

Comenzamos precalentando el horno a 160 ºC. 

Seguidamente, empezamos con la preparación de la corteza de este delicioso pastel. Para ello, introducimos las galletas y el azúcar en un procesador de alimentos, y procesamos muy bien hasta que estén finamente molidos. Añadimos la mantequilla derretida y volvemos a procesar de nuevo.

Colocamos papel de horno en el fondo y los lados de un molde para pastel desmontable de 22 centímetros, y añadimos la mezcla de galletas encima. Con la ayuda de una espátula o un vaso presionamos la mezcla de la corteza hasta el fondo. Introducimos en el horno y horneamos durante 12 minutos. Pasado el tiempo, retiramos del horno y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.

Ahora vamos a elaborar el relleno. Comenzamos batiendo en un cuenco o tazón grande el queso crema, las ¾ taza de azúcar glas y la mantequilla de cacahuetes, batiendo muy bien hasta que esté cremosa, suave y esponjosa (durante alrededor de 3 minutos).

En otro recipiente, y con la ayuda de una batidora eléctrica con el accesorio para batir, batimos la nata espesa. Añadimos las 2 cucharadas restantes de azúcar glas y el extracto de vainilla, y seguimos batiendo hasta que se formen picos rígidos.

Incorporamos suavemente la crema batida a la mezcla de mantequilla de cacahuetes. Vertemos luego en la base de pastel ya preparada e introducimos en la nevera, congelando durante 3 horas (o en la nevera, durante un máximo de 6 horas). 

Para terminar, rociamos con la mantequilla de cacahuetes derretida y el chocolate derretido.

Receta de pastel de mantequilla de cacahuetes clásico

Receta de pastel de mantequilla de cacahuetes clásico
Foto: Istock

Ingredientes para la corteza:

  • 225 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 50 g de azúcar glas
  • 2 huevos
  • 350 g de harina

Ingredientes para el relleno:

  • 1 taza de mantequilla de cacahuete
  • 110 g de queso crema
  • 1 taza de azúcar glas
  • ½ taza de nata para montar
  • 2 cucharadas de cacahuetes picados
  • ¼ cucharadita de sal marina en escamas

Elaboración:

Para elaborar la masa batimos la mantequilla junto con el azúcar en un tazón grande, hasta que se hayan mezclado bien. Luego, añadimos un huevo entero y una yema y batimos muy bien. Ahora, con la ayuda de una cucharada de madera, comenzamos a trabajar la harina, hasta que empiece a formar grumos. Luego terminamos de juntarla con la ayuda de las manos.

Trabajamos suavemente la masa hasta convertirla en una bola. La envolvemos en un papel film transparente y la introducimos en la nevera durante 45 minutos. Una vez que la masa se haya enfriado, retiramos de la nevera. Forramos un molde desmontable de 22 centímetros, colocando papel pergamino (de horno) tanto en el fondo como en los lados. Extendemos la masa con al ayuda de un rodillo de pastelería, y la usamos para forrar el molde, dejando un ligero sobresaliente.

Introducimos en el horno y cocinamos hasta que adquiera una tonalidad dorada.

Mientras tanto, elaboramos el relleno. Para ello, en un tazón mediano, batimos la nata para montar hasta que se formen picos rígidos. Luego, la colocamos en la nevera para mantenerla fría.

En otro tazón grande, batimos la mantequilla de cacahuetes, el queso crema y el azúcar glas, hasta que quede suave.

Con la ayuda de una espátula grande, incorporamos suavemente la mitad de la nata montada a la mezcla de mantequilla de cacahuete. Y, una vez mezclada, incorporamos el resto de la nata.

Vertemos el relleno en la base de pastel ya preparada. Alisamos la parte superior, y espolvoreamos con cacahuetes picados por encima y sal marina en escamas. Antes de consumir, es preferible mantenerla en la nevera durante al menos 4 horas.

¿Qué tipo de mantequilla de cacahuete es mejor para este pastel?

En realidad, cualquier mantequilla de cacahuetes cremosa convencional puede funcionar muy bien para esta receta. Pero dado que ya añadimos azúcar, es imprescindible fijarnos muy bien en el listado de ingredientes, ya que es preferible que solo contenga cacahuetes tostados y un poco de sal marina.

Es más, lo ideal es que no contenga aceite, porque en caso contrario al añadirlo a nuestra receta podría acabar dando como resultado un relleno grasoso, que terminará por separarse del resto de ingredientes.

Christian Pérez

Christian Pérez

Editor de Gaia Media Magazines y creador de revistas como Natursan, Vegveggies o Saludablementebien. Creador de contenidos especializado en nutrición, lifestyle y salud. Y lo más importante: Papá de 2 niñas

Continúa leyendo