Cómo hacer un tiramisú ligero con frambuesa

Si en algún momento has probado el tiramisú es muy probable que ya sepas que tres de sus ingredientes principales son el café, el cacao y la crema mascarpone, además de los bizcochos. Pero, ¿sabías que podemos darle un toque fresco delicioso, añadiendo frambuesas?

El tiramisú es el postre italiano favorito, con ese tradicional y característico sabor a café. Se elabora con bizcochos de saboya bañadas en café y queso mascarpone, las cuales son, posteriormente, aromatizadas con cacao

Según se cuenta, es muy posible que el tiramisú fuera originalmente inventado a finales de la década de 1960, o a principios de 1970. Y se conoce el nombre de su inventor: Ado Campeo, quien, en compañía de Alba di Pillo (su esposa) y el chef Roberto Linguanotto lo crearon el 24 de diciembre de 1969 en Le Beccherie, el restaurante de Campeol en Treviso. Aunque nunca registraron la creación.

De acuerdo Linguanotto, el postre fue, en realidad, el resultado de un accidente mientras se encontraba haciendo helado de vainilla. Según contó, echó un poco de mascarpone en un bol con huevos y azúcar, y, al probarla, notó que la mezcla en realidad sabía y combinaba muy bien.

Seguidamente, los dos acabaron por perfeccionar el postre, añadiendo café y cacao por encima. Tal fue su éxito que, oficialmente, el dulce fue agregado al menú del restaurante en 1972. Y poco a poco comenzó a hacerse muy famoso, hasta llegar a nuestros días (y viajar por todo el mundo).

Desde entonces, la receta original se ha modificado para adaptarla a gusto del consumidor. Y mientras que algunas personas lo prefieren con limón, otras recurren a los frutos rojos, como las frambuesas, para elaborar su tiramisú.

En este sentido, lo cierto es que la combinación de café, mascarpone, cacao en polvo y frambuesas es ideal, porque esta fruta proporciona el empujón que este postre necesita, pero sin llegar a desvirtuarlo.

Receta de tiramisú con frambuesa

Receta de tiramisú con frambuesa
Foto: Istock

Ingredientes:

  • 250 g de frambuesas frescas
  • 250 g de mascarpone
  • 10 cl de nata líquida
  • 80 g de azúcar glas
  • 16 bizcochos Savoiardi
  • 2 claras de huevo
  • 10 cl de café

Elaboración:

Comenzamos preparando el café como habitualmente lo hacemos. Se recomienda elaborarlo con cafetera italiana, ya que su sabor será algo más intenso. Una vez hecho, reservamos para que se enfríe.

Separamos las yemas de huevo de las claras y, en un cuenco grande, batimos las claras a punto de nieve junto con 40 gramos de azúcar, que deberemos añadir en forma de lluvia y sin dejar de batir justo cuando las claras hayan empezado a endurecerse.

Ponemos el mascarpone en un cuenco grande y lo batimos junto con el resto del azúcar glas.

Doblamos suavemente las claras de huevo en la preparación de mascarpone y azúcar, levantando la masa con suavidad.

En otro cuenco procedemos a montar la nata, y la añadimos a la mezcla de mascarpone y clara de huevo. Nuevamente, es importante mezclar con suavidad para que las cremas no se bajen.

Sumergimos ligeramente los bizcochos en el café frío, y las colocamos sobre la marcha en un molde para postres rectangular (o cuadrado). Cubrimos con una capa de crema, y añadimos una capa de frambuesas (pueden estar enteras o trituradas).

Volvemos a añadir una nueva capa de bizcochos ligeramente empapados en café. Y, para terminar, acabamos con una última capa de crema. Si lo deseas, puedes añadir en este momento el cacao en polvo, espolvoreándolo por encima, o esperar para hacerlo antes de servirlo.

En cualquier caso, se recomienda conservarlo en la nevera durante al menos 5 horas. ¡A disfrutar!

Consejos:

Si deseas darle un toque aún más exquisito, puedes añadir a mitad una capa de mermelada o coulis de frambuesa. El resultado será delicioso.

Christian Pérez

Christian Pérez

Creador de contenidos especializado en nutrición, lifestyle y salud. Y lo más importante: Papá de 2 niñas.

Continúa leyendo