Vídeo de la semana

Cómo preparar un pastel de chocolate de forma fácil

Este delicioso bizcocho, que gusta a todo el mundo, se puede preparar en menos de 30 minutos. ¡No te pierdas nuestra receta más fácil!

pastel de chocolate
iStock

Si pensamos en el postre perfecto, seguramente muchas de nosotras responderíamos lo mismo: algo con chocolate, como una deliciosa tarta o bizcocho esponjoso. Lo cierto es que el clásico pastel de chocolate sigue siendo el rey de los postres para muchas personas, y la verdad es que lejos de lo que pueda parecer, es muy fácil de preparar, incluso en casa.

Sólo necesitas un par de ingredientes y menos de una hora para preparar este delicioso dulce, que gusta a todo el mundo y con el que puedes rematar cualquier comida o cena por todo lo alto. También es perfecto para desayunar, para merendar, o para una ocasión especial en la que vayas a celebrar algo en familia o con amigos. ¿Quieres saber cómo se hace? ¡Sigue leyendo!

Ingredientes:

  • 125 gramos de yogur natural
  • 3 huevos.
  • Harina
  • Cacao en polvo
  • Azúcar
  • Aceite de semillas y de oliva
  • 1 sobre de levadura química
  • Mantequilla

Cómo preparar pastel de chocolate

Para empezar pon el horno a precalentar a 180ºC. Mientra tanto, en un bol grande añade los huevos y el azúcar y bátelos con energía, con unas varillas o una cucharada grande. Añade después el yogur y el aceite de oliva y sigue batiendo hasta que consigas una mezcla homogénea, sin grumos.

Después coloca un colador justo encima del bol y ve añadiendo la levadura química y dos vasitos de harina, de forma que pasen por el colador despacio. A este proceso se le llama tamizado, y es perfecto para conseguir que los ingredientes secos se añadan a la mezcla líquida sin provocar que le salgan grumos.

Añade por último el cacao en polvo, también tamizándolo con el colador, y mezcla bien toda la mezcla durante un par de minutos. Pronto la masa adquirirá un color oscuro y mucho sabor. Cuando esté lista puedes probarla para ver si tienes que añadir más chocolate o azúcar en este punto.

Por otro lado, unta un molde para horno con un poco de mantequilla ligeramente derretida. Vierte la masa en él y mételo en el horno a 180ºC durante 30 minutos. Pasado este tiempo, saca el pastel del horno y déjalo reposar dentro de su molde. Cuando vayas a servirlo, saca el bizcocho pasando un cuchillo por el borde del molde, para despegarlo sin que se rompa. Disfrútalo con nata montada, sirope, virutas de chocolate o espolvoreando frutos secos picados por encima del pastel. ¡Está buenisimo!

También te puede interesar:

Continúa leyendo