Vídeo de la semana

Crumble de manzana y granola: el desayuno más rico que puedes preparar

Crujiente y nutritivo, así es este plato que puedes tomar por las mañanas o como postre puntual. ¡Te encantará su sabor!

crumble manzana
iStock

Siempre estamos en búsqueda de nuevas ideas de desayunos ricos y saludables para empezar bien el día. Damos mucha importancia a la que es la principal y primera comida del día, que debe ser equilibrada y preferiblemente rica en hidratos de carbono complejos, que nos proporcionen energía durante el resto de la mañana, antes del almuerzo.

Los copos de avena son buena opción, una tostada integral con aguacate también, la fruta es una elección ganadora siempre… y ahora podemos añadir a esta lista de alimentos aptos para el desayuno una receta que acabamos de descubrir: un crumble de manzana y granola. A medio camino entre un porridge y un bizcocho, se trata de un revuelto crujiente con esta fruta y este mix de canela, avena, almendras y maicena que llamamos comúnmente granola. Es un desayuno dulce y de lo más nutritivo, con el que sin duda te chuparás los dedos. ¡Y es muy fácil de preparar! Te enseñamos las claves para prepararlo en casa.

Ingredientes:

  • 500 gramos de cualquier manzana, o mezcla de manzanas que te guste, peladas, sin corazón y cortadas en trozos medianos.
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharadas de maicena
  • 1 cucharadita de canela
  • Sal
  • 1 barra (o 8 cucharaditas) de mantequilla
  • Un cuarto de taza de miel
  • Media taza de harina
  • 2 tazas de copos de avena
  • Media taza de almendras en rodajas
  • Media taza de coco rallado (endulzado o sin endulzar, como prefieras)

Paso a paso

Para empezar precalienta el horno a 200ºC. En una fuente para hornear grande, mezcla los trozos de manzana y después el jugo de limón, el azúcar, la maicena, la canela y una pizca de sal, hasta que las manzanas estén cubiertas de manera uniforme. Después, en una cacerola mediana, derrite la mantequilla junto con la miel. Agrega a la cacerola la harina, la avena, las almendras, el coco y otra pizca de sal hasta que se formen grumos en la mezcla. 

Cuando tengas una masa homogénea viértela sobre la fuente con las manzanas y el resto de ingredientes, de manera que obtengas una masa uniforme. Mete la fuente al horno durante 45-55 minutos, o hasta que las manzanas se ablanden y burbujeen. 

Si la granola se dora antes de tiempo, cubre la fuente para hornear con cuidado con papel de aluminio durante todo el tiempo de horneado. ¡Y listo! Pasado este tiempo puedes sacar la bandeja del horno y dejar enfriar la granola a temperatura ambiente. Luego guárdala en el frigorífico y disfrutala al día siguiente, acompañada, por ejemplo de yogur o helado. ¡Te encantará

Continúa leyendo

#}