Deliciosas recetas con higos secos para disfrutar en otoño

¿Te gustan los higos secos? De sabor y textura características, no hay duda que son tan nutritivos como deliciosos. Te proponemos algunas recetas fáciles de hacer con las que disfrutarás como nunca de estas exquisitas frutas secas.

Deliciosas recetas con higos secos
Foto: Istock

Tremendamente irresistibles por su llamativo color violeta, los higos son frutos pequeños repletos de nutrientes, provenientes de la higuera, que podemos comenzar a disfrutar desde finales de verano, aunque es cierto que suelen ser conocidos como alimentos propios y característicos del otoño.

Pero una de sus principales ventajas es que podemos consumirlos tanto frescos como secos. En el caso de los higos secos, por ejemplo, son una opción ideal para conservarlos mejor y poder disfrutarlos durante mucho más tiempo, dado que los higos frescos son muy perecederos, motivo por el cual es común que se sequen o enlaten.

El proceso de secado se lleva a cabo mediante la exposición al sol o con la ayuda de hornos de gran tamaño, mientras que, en otros casos, es posible que los higos sean sumergidos en agua o azúcar con la finalidad de aumentar su peso y mantenerlos húmedos.

La mayor parte de los higos secos que se consumen actualmente en nuestro país provienen de Turquía. Y, aunque en la mayoría de las ocasiones suelen estar en buen estado (siempre y cuando se mantengan dentro del período de consumo recomendado), a la hora de escogerlos debemos fijarnos en un detalle importante: deben tener un buen olor, sin llegar a ser demasiado ásperos.

Aunque pueden ser consumidos solos como un buen tentempié entre horas, también es posible utilizarlo como un ingrediente más en diferentes elaboraciones.

Receta de compota de higos secos

Receta de compota de higos secos
Foto: Istock

Ingredientes:

  • 300 g de higo seco
  • 1 limón
  • 300 g de azúcar
  • 3 dl de vino tinto

Elaboración:

En un recipiente con agua fría, remojamos los higos secos durante un máximo de 4 horas, hasta que se hayan rehidratado bien. Rallamos la ralladura de limón.

Ponemos el azúcar en una cacerola grande, añadimos el vino y la ralladura de limón, y llevamos a ebullición.

Escurrimos los higos secos, los sumergimos en el almíbar y cocinamos a fuego lento durante un máximo de 25 minutos.

¡Listo! Puedes servir esta maravillosa compota tibia, acompañando con un poco de helado de vainilla.

Receta de pavo con frutos secos, higos y castañas

Ingredientes:

  • 700 g de pavo
  • 4 higos secos
  • 100 g de bacon ahumado
  • 1 vaso de agua
  • 1 chorrito de vinagre balsámico
  • 2 cebollas
  • 3 orejones
  • 3 dátiles
  • Uvas pasas
  • 1 tarro de castañas asadas
  • Mantequilla
  • 1 cucharadita de miel
  • 1 pizca de canela molida
  •  Tomillo
  • Pimienta negra molida
  • Laurel
  • Sal

Elaboración:

Comenzamos dorando las cebollas en rodajas junto con el bacon ahumado y luego con el pavo cortado en cubos grandes en una cazuela de base pesada.

Añadimos el chorrito de vinagre balsámico, el agua, la canela y la miel.

Mientras tanto, cortamos los frutos secos en trozos y los añadimos al caldo hirviendo junto con las uvas pasas, el tomillo y el laurel.

Dejamos cocinar a fuego lento durante 60 minutos, aproximadamente, asegurándonos de que siempre haya líquido de cocción.

Por separado, ponemos un poco de mantequilla en una sartén y doramos las castañas ligeramente. 

Finalmente, servimos en platos acompañando con las castañas asadas.

Receta de galletas de higos secos

Receta de galletas de higos secos
Foto: Istock

Ingredientes:

  • 1 taza de higos secos (cortados en trozos pequeños)
  • ½ taza de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • ½ taza de agua
  • ½ taza de azúcar
  • ½ taza de azúcar morena
  • 1 huevo
  • 2 tazas de harina
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de sal

Elaboración:

Comenzamos precalentando el horno a 190 ºC. Engrasamos una bandeja para hornear, o colocamos papel de horno encima.

En una cacerola, combinamos el agua y los higos secos después de haberlos cortado en trozos pequeños. Cocinamos a fuego medio durante 5 minutos, removiendo con cierta frecuencia, hasta que se forme una pasta espesa. Reservamos y dejamos enfriar.

En un cuenco grande, con la ayuda de la batidora eléctrica, batimos la mantequilla con el azúcar blanco y moreno, hasta que esté suave y esponjoso. Añadimos la vainilla y el huevo, y volvemos a batir de nuevo.

En otro cuenco, combinamos la harina, la levadura y la sal.

Añadimos los ingredientes secos a la mezcla cremosa de mantequilla y removemos bien para combinar todos los ingredientes. Añadimos la mezcla de higos, y combinamos bien.

Dejamos caer cucharadas de masa en la bandeja de horno, dejando algo de espacio entre ellas. Introducimos en el horno, y horneamos hasta 15 minutos, o hasta que la masa se haya dorado ligeramente.

Para terminar, retiramos del horno y dejamos enfriar completamente. Se conservarán muy bien en un recipiente que puedas cerrar herméticamente.

También te puede interesar:
Christian Pérez

Christian Pérez

Editor de Gaia Media Magazines y creador de revistas como Natursan, Vegveggies o Saludablementebien. Creador de contenidos especializado en nutrición, lifestyle y salud. Y lo más importante: Papá de 2 niñas

Continúa leyendo