Diferentes formas de preparar arroz con leche

Existen muchas opciones para innovar con este postre dulce.

Después de mucha prueba y error, más de lo primero que de lo segundo, todo sea dicho, compartimos contigo las claves para poder elaborar el mejor arroz con leche posible de forma casera. Con un pequeño margen en algunos aspectos puntuales, concretamos mucho todo el proceso para que quede de diez, pero también admitimos que, como ocurre con muchas otras recetas tradicionales, hay decenas de maneras de versionar este postre. Algunas de las más interesantes las vamos a recoger en las siguientes líneas, por si te sirven como inspiración para investigar y probar cosas nuevas en casa. 

La primera forma de preparar una arroz con leche diferente es sustituir la leche fresca (entera) por una bebida vegetal de soja o de arroz, de forma que el plato se convierta en un receta apta para dietas veganas, o con leche sin lactosa, para que los intolerantes no se queden sin disfrutar de este manjar dulce. 

Otra opción muy interesante para innovar es alterar los ingredientes con los que aromatizar la leche. La vainilla y la canela son insuperables, pero no quiere decir eso que no existan otras opciones que funcionen. La naranja, por descontado, es una de ellas, pero más original es utilizar clavo, cardamomo e incluso anís. Lo importante en este caso es no perder el equilibrio entre los distintos matices que aporte cada ingrediente que uses. 

Juega con el punto del arroz

Trabajar la leche
Trabajar la leche (Foto: iStock)

Una tercera vía es el punto del arroz. No tanto si se pasa más o menos, sino buscar directamente que quede entero, menos integrado con la leche. Nada de pastas espesas a lo tradicional, sino más bien una sopa de leche con arroz. Donde esté la versión clásica, cremosa, que se quite esta elaboración semilíquida, pero para gustos están los colores, así que seguramente habrá quien lo prefiera así. 

En caso de que seas fiel a la receta canónica española, la que bordan en Asturias, el recurso de la mantequilla al final del cocinado es fantástico para darle un plus de untuosidad al plato, pero también en este punto puedes salirte de la carretera principal y seguir los consejos de cocineros que se han atrevido a añadir otros ingredientes en este paso final de la elaboración. Los hermanos Torres, por ejemplo, apuestan por el chocolate blanco, pero también hay personas que optan por añadir una o dos yemas de huevo. 

Los mejores acompañamienos

Arroz con leche
Arroz con leche (Foto: iStock)

Además, a la hora de servirlo, en vez de dejarlo tal cual o de caramelizar una capa de azúcar, puedes acompañar el arroz con leche con unas pasas, un puñado de frutos secos, barquillo o galletas machacados e incluso con un poco de fruta picada. Los hermanos Adriá, por ejemplo, lo presentan con helado de manzana de miel, osea que el límite en este caso es el que le ponga el paladar a tu creatividad. 

Y si todas estas ideas no te han parecido suficientes formas de preparar un arroz con leche distinto, gira la vista completamente hacia el Atlántico y tira de recetarios latinoamericanos, donde también se preparan distintas versiones del arroz con leche. La lima, el mencionado cardamomo, la leche de coco o la leche condensada son algunos de los recursos que utilizan en países como Cuba, México, Venezuela o República Dominicana, aunque si tenemos que quedarnos con una opción que llame especialmente la atención, esa es la peruana. En el país andino es típico el arroz zambito, elaborado con chancaca, un edulcorante oscuro que le aporta un color tostado a la receta inconfundible, haciendo desaparecer por completo el blanco de la elaboración tradicional española. 

Continúa leyendo