El origen de la torrija

¿Sabías que la torrija siempre estuvo ligada a las madres? ¿Y que ya se comía en el siglo XV? Te contamos la historia que hay detrás de este postre milenario.

La torrija es uno de los postres tradicionales más populares en España. Se suele ligar a la Semana Santa y es un dulce milenarioExisten múltiples versiones que cambian según la región. Además, muchas recetas las reversionan adaptándolas a los nuevos tiempos con sabores nuevos como las torrijas de kinder bueno, las torrijas de chocolate...

Esta receta tiene mucha historia, ya que en el libro De recoquinaria (siglo V) aparece una versión similar. Este postre tan sencillo es un fondo de armario porque solo lleva pan, leche y huevos, por lo que es muy económico de preparar.

En un principio, el primer antepasado de las torrijas se cocinaba en el horno y posteriormente, se pasó a la sartén. Asimismo, su versión antigua no usaba huevos ni azúcar sino miel. Hay que recordar que el azúcar es un producto bastante moderno, puesto que no se popularizó en Europa hasta el siglo XIX

Otro dato curioso es que las rebanadas de pan no se remojaban en lecho sino en vino porque muchas familias carecían de ganado y el vino no se estropeaba. Por otro lado, la leche se consideraba un alimento que ayudaba a secretar la leche de las mujeres que recientemente habían dado a luz y que era de fácil digestión. Por ello, las parturientas solían tomar leche, pan, huevos y dulce. Las torrijas se consideraban, por tanto, el alimento ideal para su dieta, aunque también se ofrecían a los invitados que iban a conocer a la criatura. 

Regiones como Galicia y las islas Baleares mantienen un tipo de torrija similar para las mujeres embarazadas (‘sopes de partera’ en Menorca y ‘torradas de parida’ en Galicia). Los sefardíes en diáspora también solían cocinar este plato, conocido en su gastronomía como ‘revanadas de parida’. Esto nos señala que las torrijas son anteriores al siglo XV, año de expulsión de los judíos de España. 

Primera mención de las torrijas

El autor Juan del Encina fue la primera persona en utilizar el nombre de torrijas (‘torrejas’) para referirse al dulce de las madres recién paridas. Un dato curioso es que León, ciudad donde vivió el autor, sea la sede del Concurso Nacional de Torrijas. En cambio, la palabra apareció por primera vez en los diccionarios en 1591 y la primera receta de torrijas se encuentra en el libro Arte de cozina (1611). 

Posteriormente, los ingredientes se fueron abaratando y las clases medias fueron aumentando su poder adquisitivo. En este momento, la torrija dejó de ser un dulce especial de fiesta y la receta se fue modernizando. En el siglo XIX fue cuando se comenzó a relacionar las torrijas con los menús de vigilia.

Posiblemente, esto se produjo porque estos dulces usan ingredientes permitidos en el ayuno y abstinencia de los cristianos propio de Cuaresma. No obstante, parece que esta asociación fue más bien fruto de la casualidad, ya que siempre fue un plato típico de las parturientas. 

¿Conocías esta historia? Si quieres saber cómo prepararlas, te dejamos algunas recetas para que puedas preparar este postre delicioso.

Continúa leyendo