Esta es la tarta de peras y almendras más rica que probarás

Esta tarta con peras en almíbar y una masa con almendras está dulce y esponjosa. ¡Así puedes prepararla en casa!

¿Te gustan los sabores dulces? ¿Los postres suaves y esponjosos? ¿Amas la fruta? Si has respondido que sí a alguna de estas preguntas, querrás seguir leyendo. Hemos encontrado una receta muy fácil que combina la jugosidad de las peras con un toque crujiente de almendras en una tarta deliciosa, que se convertirá en una de tus nuevas favoritas.

Con este postre rematarás cualquier comida por todo lo alto, y si la preparas, por ejemplo, en Navidades, conquistarás también a tus invitados. ¡Toma nota de esta receta tan rica!

Ingredientes que necesitas:

Para preparar las peras:

  • 4 tazas (950 ml) de agua
  • 1 1/4 tazas (225 gramos) de azúcar
  • 1 1/2 cucharadas (20 ml) de jugo de limón fresco
  • 3 peras de tamaño mediano, firmes pero maduras, peladas

Para la masa:

  • 2/3 tazas (75 gramos) de almendras rebanadas blanqueadas
  • 1 cucharada (10 gramos) de harina para todo uso
  • 7 cucharadas (90 gramos) de azúcar
  • 6 cucharadas (3 onzas u 85 gramos) de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 1 huevo grande
  • 2 cucharaditas (10 ml) de brandy (opcional)

Una masa para tartas

Cómo preparar esta tarta de pera y almendras

Empieza por preparar las peras. Pon a hervir 4 tazas de agua, el azúcar y el jugo de limón en una cacerola grande a fuego medio-alto, revolviendo bien hasta que el azúcar se disuelva. Añade las peras, reduce a fuego medio y cocínalas a fuego lento hasta que las peras estén muy tiernas, aproximadamente durante 20 minutos. Enfría las peras en almíbar en la nevera.

A continuación prepara la masa moliendo las almendras muy finas y la harina en un bol grande. Mezcla el azúcar y la mantequilla, y después, añade el huevo. Remueve la masa e integra bien los ingredientes y después, enfría la masa en la nevera.

Pasadas unas dos horas, precalienta el horno a unos 170ºC y coloca la base ya preparada de la tarta en un molde para horno. Vierte la masa en la base, alisándola con un cuchillo o una espátula, y después incorpora las peras, cortándolas en rodajas muy finas, sobre toda la superficie de la tarta.

Hornea la tarta hasta que esté firme y dorada, aproximadamente durante 55 minutos. Pasado ese tiempo sácala del horno y déjalar reposar a temperatura ambiente. ¡Y ya está lista para ser disfrutada! Cuando la sirvas, espolvoréala con un poquito de azúcar glass y unos trocitos más de almendras picadas. ¡Te encantará!

Continúa leyendo