Postres italianos

Esta tarta de crepe de tiramisú te encantará: receta

Si te apasiona el tiramisú y te encantan las crepes posiblemente te sorprenderá esta maravillosa combinación, con la que aprenderás a hacer una exquisita tarta de crepe de tiramisú.

El tiramisú es uno de mis postres favoritos. Y aunque en nuestro país podemos encontrarnos con muy buenos restaurantes italianos donde lo preparan siguiendo la receta original, algunos cometen el error de elaborar la crema de mascarpone con nata, convirtiéndolo en un dulce empalagoso, pesado, sin sabor y nada original.

Es más, casi me atrevería a decir que no he vuelto a probar un tiramisú igual como el que probé en 2016 en Florencia (Italia). En aquella ocasión lo sirvieron en una copa. La crema, casi líquida, tenía un maravilloso color amarillo, y el resultado fue tan delicioso que repetí hasta en tres ocasiones.

Desde entonces, me he atrevido a prepararlo siguiendo la receta original en varias ocasiones, y el resultado final ha sido muy parecido. Y es que, ¿quién puede resistirse al aroma y al sabor ligeramente amargo del café, combinado con el bizcocho empapado en vino dulce, la textura delicada de la crema de mascarpone, y la profundidad del cacao en polvo?

Es cierto que, hoy en día, abundan muchísimas recetas de tiramisú. Y algunas se convierten en alternativas originales y, por qué no, igual de deliciosas. Por ejemplo, dado que el tiramisú más tradicional se elabora con huevo crudo, hay quien prefiere evitarlo (es decir, hacer tiramisú sin huevo crudo) o por cocerlo ligeramente.

Aunque si buscas una alternativa curiosa al tiramisú más tradicional, es muy probable que te encante probar esta tarta de crepe de tiramisú tan llamativa como exquisita. De hecho, es bastante posible que el resultado final te sorprenda tanto como a mi.

Receta de crepe de tiramisú italiano

Receta de crepe de tiramisú italiano
Foto: Istock

Ingredientes para las crepes

  • ¾ taza + 2 cucharadas de harina
  • ¾ taza + 1 cucharada de harina
  • ¼ taza de azúcar
  • 4 huevos
  • 5 yemas de huevo
  • 1 barra de mantequilla sin sal, derretida y enfriada ligeramente
  • 2 tazas de leche entera
  • 1 cucharadita de sal
  • 3 cucharadas de coñac

Ingredientes para el relleno de tiramisú

  • ¼ taza de azúcar glas
  • 4 tazas de queso mascarpone
  • ¼ taza de vino dulce de Marsala
  • ¼ taza de cacao en polvo sin azúcar

Elaboración:

Comenzaremos preparando la masa para crepes. En primer lugar, con la ayuda de un colador de malla fina, tamizamos las harinas y el azúcar. Añadimos la sal y mezclamos ligeramente. En otro cuenco grande mezclamos los huevos con las yemas de huevo. Una vez mezcladas, vertemos la combinación de huevos a la mezcla de harina, y batimos hasta que quede bien suave pero espeso.

Ahora, en un flujo lento pero constante, mezclamos la mantequilla. Y hacemos lo propio con la leche y con el coñac, hasta que la masa quede mucho más suave. Cubrimos con papel film y conservamos en la nevera durante alrededor de 1 hora.

Mientras tanto, cubrimos una bandeja del horno con papel para hornear. 

Colocamos una sartén antiadherente al fuego y, antes de verter un poco de la masa hasta que cubra toda la sartén, la removemos ligeramente tras sacarla de la nevera. Es fundamental inclinar y girar la sartén para conseguir dispersar rápidamente la masa. Cocinamos la crepe hasta que la parte inferior se haya dorado (tardará apenas entre 1 a 2 minutos).

Movemos ligeramente la sartén y luego le damos la vuelta con cuidado, con la ayuda de una espátula. Seguimos cocinando por el otro lado, hasta que se dore (tomará alrededor de 30 segundos). Luego, deslizamos la crepe en la bandeja de horno forrada con papel, y repetimos hasta que usemos toda la masa (necesitaremos 20 crepes en total, 18 para nuestra tarta). Una vez hecho esto reservamos las crepes hasta que estén completamente frías.

Mientras, podemos proceder a elaborar nuestro relleno de tiramisú. Para ello, sobre el tazón de una batidora de pie tamizamos el azúcar glas. Añadimos el queso mascarpone y el vino Marsala. Con la ayuda del accesorio de paleta combinamos la mezcla a baja velocidad, hasta que se haya combinado muy bien.

Ahora es el momento de montar nuestra tarta. Añadimos una crepe al fondo de un molde desmontable y, seguidamente, añadimos ¼ taza del relleno de tiramisú. La mejor forma de hacerlo es colocar el relleno en el centro y esparcirlo uniformemente con la ayuda de una espátula pequeña. Repetimos con el relleno y un total de 17 crepes más. Reserva en la nevera el relleno sobrante, que usaremos para terminar nuestro pastel.

Introduce la tarta en la nevera, conservándola durante al menos 2 horas. Pasado este tiempo, retira el molde desmontable con cuidado y coloca la tarta en una fuente para pastel. Unta el resto de la crema de tiramisú sobre las crepes. Para terminar, con la ayuda de un colador de malla fina añade el cacao en polvo, y espolvoréalo sobre la parte superior de la tarta. ¡Listo! Cortar y servir.

Christian Pérez

Christian Pérez

Creador de contenidos especializado en nutrición, lifestyle y salud. Y lo más importante: Papá de 2 niñas.

Continúa leyendo