Este es el pastel especiado de manzanas asadas más especial

Este bizcocho de dos pisos se hace con una masa de manzanas asadas y una cobertura dulce de vainilla y azúcar. ¡Te chuparás los dedos!

tarta de manzana
iStock

Las manzanas son unas de las frutas más agradecidas en la cocina. Se pueden comer solas, pero también usarse para preparar infinidad de deliciosos postres: desde un esponjoso pudin de manzana hasta una cremosa compota de manzana, por ejemplo.

Ahora te proponemos hacer un pastel de lo más especial con ellas: un bizcocho de varias capas, especiado, que incluye otros ingredientes como la canela, la miel o el jengibre. Por ello, este pastel no es como los demás: tiene un sabor más intenso, ligeramente picante, y una textura más compacta. ¿Interesada en aprender a preparar esta tarta tan original? Aquí va una receta que te encantará:

Ingredientes:

Para la tarta:

  • 6 manzanas medianas de cualquier variedad que te guste hornear, peladas, partidas por la mitad y sin corazón
  • 7 tazas y media (940 gramos) de harina para todo uso
  • 1 cucharadita y media (10 gramos) de sal de mesa
  • 1 cucharadita y media (8 gramos) de bicarbonato de sodio
  • 2 cucharadas (30 gramos) de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1 cucharadita y media (3 gramos) de jengibre molido
  • Media cucharadita (1 gramo) de clavo molido
  • Media cucharadita (1 gramo) de nuez moscada recién rallada
  • 1 taza y media (505 gramos) de miel
  • 4 tazas y media (585 gramos actualizados: 1170 gramos) de puré de manzana
  • 1 taza y media (3 barras) de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 tazas y media de azúcar morena oscura
  • 6 huevos grandes

Para la cobertura:

  • 3 bloques de queso crema a temperatura ambiente
  • 1 taza y media de mantequilla, a temperatura ambiente
  • 1 cucharada (15 ml) de extracto de vainilla
  • 6 tazas (720 gramos) de azúcar en polvo, tamizada

Paso a paso

Precalienta el horno a 190ºC. Cubre una bandeja para hornear con papel pergamino, y coloca sobre ella las mitades de manzana boca abajo. Ásalas durante unos 20 minutos hasta que se reduzcan y se doren un poco. Por otro lado, una dos moldes con mantequilla y forra la base con papel pergamino. 

En un bol grande, mezcla la harina, la sal, el bicarbonato de sodio, el polvo de hornear, la canela, el jengibre, el clavo y la nuez moscada. En otro tazón mediano, mezcla el puré de manzana y la miel. En otro tazón grande bate la mantequilla y el azúcar morena con una batidora eléctrica. Añade los huevos, uno a la vez, y un tercio de la mezcla de harina y especias. Añade también la mitad de la mezcla de puré de manzana y miel, nuevamente mezclándola hasta que se combine. Después agrega el segundo tercio de la mezcla de harina y especias, la mezcla restante de puré de manzana y miel y la mezcla restante de harina y especias, revolviendo entre cada adición.

Pica las manzanas asadas en trozos pequeños y añádelas a la masa. Divide la masa entre las dos bandejas para hornear y hornéala durante 35 minutos.

Después sólo te queda montar las dos masas en una tarta. Para ello, únelas con una cobertura que puedes preparar batiendo la mantequilla, el queso crema, la vainilla y el azúcar en polvo. ¡Y listo!

Continúa leyendo