Flan de calabaza: una receta otoñal diferente

Cada estación dispone de sus alimentos de temporada más característicos. Y la calabaza es considerada como uno de los alimentos más populares del otoño, aunque evidentemente no es el único. En esta ocasión descubrimos cómo elaborar un delicioso flan de calabaza.

Flan de calabaza
Foto: Istock

Las calabazas son alimentos de temporada habitualmente relacionados con el otoño y el invierno, aunque es cierto que se trata de un alimento que, a día de hoy, podemos encontrar fácilmente durante todo el año.

Sus texturas varían muchísimo una vez cocidas, y en algunas ocasiones pueden ser mejores si las comparamos con otros alimentos con texturas similares, como podría ser el caso de las papas. Eso sí, en la cocina se combina a la perfección con algunos sabores audaces, como las especias y los quesos fuertes, debido a los azúcares naturalmente presentes en las calabazas.

En la cocina podemos asarla a la parrilla, convirtiéndose en una de las mejores formas de cocinarlas. Incluso reducir su contenido líquido ayuda a concentrar su sabor, mientras que los azúcares caramelizados mediante lo que se conoce como la reacción de Maillard crea notas complejas, haciendo que se liberen sabores que recuerdan a la nuez y a tostado.

Por todo ello, es tremendamente común que la calabaza sea también utilizada en la elaboración de postres y dulces, sobre todo durante la mencionada época otoñal. El flan de calabaza puede, incluso, convertirse en una opción deliciosamente simple y sencilla, pero exquisita.

El flan es un postre rico y cremoso que se cubre habitualmente con caramelo. Así, utilizando métodos de cocción similares, el flan es horneado conjuntamente con el caramelo situado en la parte inferior del molde que usemos, y, cuando se invierte, la salsa lo acaba cubriendo generosamente.

Como señalan muchos cocineros, la clave para cocinar flan es el baño María, que como de buen seguro sabrás consiste en un baño de agua que genera un calor suave y constante alrededor de una cacerola, dando como resultado una maravillosa textura suave y uniforme.

Receta de flan de calabaza

Receta de flan de calabaza
Foto: Istock

Ingredientes:

  • 1 taza de puré de calabaza
  • 1 lata de leche condensada
  • 1 lata de leche evaporada
  • ½ taza de queso mascarpone
  • 4 huevos grandes
  • 3 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 3 cucharaditas de especias (jengibre, canela en polvo y cardamomo)

Ingredientes para el caramelo:

  • ¾ taza de azúcar
  • ⅓ taza de sirope de ágave
  • ⅓ taza de agua

Elaboración del caramelo:

Comenzamos haciendo el caramelo. Precalentamos el horno a 180 ºC. 

En una cacerola de fondo grueso combinamos el azúcar, el sirope de ágave y el agua. Llevamos a ebullición, agitando la cacerola con la finalidad de disolver el azúcar (sin remover). Cocinamos a fuego lento hasta que la mezcla adquiera una tonalidad marrón dorada, y al usar un termómetro para dulces, este marque una temperatura de 110 ºC.

Vertemos el caramelo inmediatamente en un molde redondo para pasteles de 22 centímetros, con lados altos. Mientras elaboramos el plan, lo dejamos enfriar durante 30 minutos.

Elaboración del flan:

Combinamos en el vaso de una batidora eléctrica la leche condensada, la leche evaporada, los huevos, el puré de calabaza, el queso mascarpone, el extracto de vainilla y las especias. Batimos muy bien hasta que se hayan combinado todos los ingredientes.

Vertemos suavemente esta mezcla sobre el molde donde hemos dejado reposar durante 30 minutos el caramelo que hemos preparado previamente.

Colocamos el molde dentro de otro molde para hornear con las paredes altas. Llenamos la fuente con agua caliente del grifo, hasta que llegue a la mitad de los lados del molde donde hemos colocado el flan.

Introducimos en el horno y horneamos durante 70 a 75 minutos, o hasta que el flan esté listo y se mueva ligeramente en el medio.

Retiramos con cuidado el flan del baño maría y lo colocamos sobre una rejilla para que se enfríe por completo. Una vez se haya enfriado, cubrimos con film transparente, y lo reservamos en la nevera durante varias horas (preferiblemente durante toda la noche).

Cuando lo vayamos a servir, solo debemos pasar un cuchillo por el borde del molde con la finalidad de aflojarlo. Con cuidado, le damos la vuelta al flan sobre un plato para servir, y permitimos que el flan se caiga y la salsa de caramelo fluya suavemente sobre el flan. Cortamos y servimos.

Christian Pérez

Christian Pérez

Editor de Gaia Media Magazines y creador de revistas como Natursan, Vegveggies o Saludablementebien. Creador de contenidos especializado en nutrición, lifestyle y salud. Y lo más importante: Papá de 2 niñas

Continúa leyendo