Vídeo de la semana

Galletas de mantequilla caseras: ¡te encantarán!

De sabor dulce, estas deliciosas galletas se deshacen en la boca. ¡Aprende a preparar este clásico de la repostería de forma casera!

galletas
iStock

De un sabor de lo más suave, con un olor a mantequilla de lo más agradable, crujientes pero a la vez blanditas, con formas originales… así son las famosas pastas de té o las galletas de mantequilla, un clásico de la repostería que gusta a todo el mundo por igual (tanto niños como mayores) y que es perfecto para desayunos, meriendas y tentempiés, acompañadas, por supuesto, de un buen café o un té. Son, sin ningún lugar a dudas, uno de esos caprichos dulces a los que cuesta resistirse...

Seguro que las has comprado muchas veces en tu pastelería favorita… ¿pero sabías que elaborar galletas de mantequilla de forma casera es realmente fácil? Te proponemos una receta muy sencilla para que aprendas a preparar este delicioso dulce en casa, en menos de 20 minutos. Sólo necesitas un par de ingredientes que seguro tendrás a mano. ¡Toma nota! Eso sí, consúmelas con moderación y de forma puntural...

Ingredientes que necesitas:

  • 1 taza de mantequilla blanda
  • 2 / 3 tazas de azúcar granulada
  • 2 yemas de huevo
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Media cucharadita de sal
  • 2 tazas de harina
  • Virutas de chocolate, frutos secos o coco rallado para decorar

Paso a paso:

Para empezar precalienta el horno a unos 170ºC. Mientras tanto, forra dos bandejas para hornerar grandes con papel de horno.

En un bol grande, añade la mantequilla blanda y el azúcar y mezcla todo bien. Después añade las yemas de huevo separadas, la cucharadita con el extracto de vainilla y la pizca de sal y vuelve a batir todo. Por último, agrega la harina despacio  y mezcla todo con fuerza de nuevo hasta que consigas una pasta homogénea.

Vierte toda la masa en una manga pastelera con punta de estrella, o en una bolsa de plástico para congelar con la esquina recortada. Aprieta la manga pastelera y reparte la masa con cuidado en pequeños trozos sobre las bandejas. Te recomendamos que utilices tus dedos para medirlos. Para terminar, hornea las galletas de 11 a 13 minutos, o hasta que veas que están doradas por los bordes. ¡Y listo!

Pasado este tiempo ya puedes sacarlas del horno y ponerlas a enfriar en una fuente a temperatura ambiente. Puedes servirlas solas, o bien decorarlas con virutas de chocolate, azúcar glass o coco rallado por encima. ¡Y a disfrutar de las mejores galletas de mantequilla! Te encantará su característico sabor.

También te puede interesar:

Continúa leyendo

#}