3 helados con fruta fáciles y muy refrescantes

¿Te gustan los helados caseros? ¿Sabías que utilizando únicamente tres o cuatro ingredientes puedes hacerlos en casa? ¡No te pierdas estas recetas!

Hacer helado en casa es una tarea sencilla que no tiene ninguna dificultad ni hace falta tener utensilios especiales, como las heladeras. Lo único importante que hay que saber es que necesitas remover el helado cada hora, aproximadamente, tres o cuatro veces para que quede bien cremoso. Si lo que haces son polos, te puedes ahorrar este paso, aunque la textura del helado será ligeramente distinta.

Hemos elegido tres recetas muy fáciles de helados con fruta que se preparan en escasos 5 minutos y que son un auténtico vicio. ¿Te animas con ellas?

Helado de yogur y fresas

Este helado lleva únicamente tres ingredientes y es una delicia. Puedes ajustar la cantidad de sirope o azúcar a tu gusto. Aunque si las fresas son dulces, igual puedes prescindir de estos ingredientes.

Ingredientes:

  • 150 g de fresas
  • 1 yogur griego
  • Azúcar o sirope de arce.

Elaboración:

  1. Lavar y trocear las fresas.
  2. Ponerlas en un bol y dejarlas enfriar en el congelador durante 2 horas.
  3. Verter las fresas congeladas en el vaso de la picadora y agregar el yogur griego y el sirope de arce a gusto.
  4. Triturar y pasarlo a un bol.
  5. Introducir el bol en el congelador durante 15 minutos, para que se endurezca.
  6. Pasado ese tiempo, sacarlo del congelador.
  7. Dejarlo reposar a temperatura ambiente unos 10 minutos, para poder trabajarlo y obtener una textura cremosa de helado.
  8. Adornarlo con trocitos de fresas y consumirlo de inmediato, para que no se deshaga demasiado.

Polos de sandía y melón

Estos polos son muy fáciles de hacer y están de lujo. Si no tienes moldes de polo, puedes usar vasos deshechables para congelar el helado. ¡Te quedarán perfectos!

Ingredientes:

  • 1/2 sandía pequeña (200 g de pulpa)
  • 1/2 melón “piel de sapo” (200 g de pulpa)
  • Azúcar al gusto.

Elaboración:

  • Retirar la piel de la sandía y del melón.
  • Desechar las pepitas y trocear las pulpas de las dos frutas.
  • Reservar el melón, tapado, en la nevera.
  • Pasar la sandía al vaso de la batidora, agregar un poco de azúcar y triturar.
  • Verter en una jarrita y repartir el puré obtenido en los moldes para polo o en vasitos pequeños de plástico.
  • Meter en el congelador hasta que se solidifique (unas 3 horas).
  • Poner el melón en el vaso de la batidora, añadir azúcar al gusto y triturar.
  • Sacar los moldes del congelador y terminar de rellenar con el puré de melón.
  • Volver a congelar durante 3 horas; antes de que cuaje totalmente pinchar un palito de polo en el centro.
  • Desmoldar en el momento de servir.

Helado de piña con salsa de moras

En este caso, al igual que en el helado de fresas, utilizamos yogur para dar una textura suave a este dulce. Aunque en los ingredientes indicamos que hay que usar yogur natural, si optas por un griego, conseguirás que quede más cremoso.

Ingredientes:

  • 2 yogures naturales
  • 125 g de piña en trozos
  • Zumo de piña.

Para la salsa de moras:

  • 2 l de agua
  • ¾ de taza de azúcar
  • 2 cucharadas de maicena
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 2 tazas de moras.

Elaboración:

  1. Picar la piña en trozos y licuarlos junto con los demás ingredientes a velocidad máxima.
  2. Servir el preparado en cuatro pequeños vasos y ponerlos en el frigorífico durante 4 horas, hasta que tome consistencia.
  3. Preparar la salsa de moras (reservar las más bonitas para decorar después).
  4. Poner a fuego medio una olla grande con 2 litros de agua y añadir el azúcar y la maicena.
  5. Batir sin parar, preferiblemente con una cuchara de madera.
  6. Agregar, sin dejar de remover, el limón y las moras. Seguir batiendo hasta que espese ligeramente.
  7. Dejar enfriar la preparación y guardarla bien tapada en el frigorífico.
  8. Emplatar poniendo el helado sobre una base de salsa y decorar con unas moras.

Como habrás visto estas tres propuestas son facilísimas de preparar y el resultado es delicioso. ¡Anímate con ellas!

Continúa leyendo