Los errores más frecuentes al hacer postres

¿Sabes cuáles son los errores más frecuentes al hacer postres? Te los contamos para que puedas evitarlos. ¡De todo se aprende!

errores al hacer postres

Todos hemos tenido grandes fracasos culinarios y, seguramente, recordemos alguna receta que fue un verdadero fiasco. Los postres se llevan la palma, por eso, te contamos los errores más frecuentes al hacer postres para que, a partir de ahora, te queden perfectos. 

También te puede interesar:

Al hacer postres, en general

-  Un error muy frecuente es no leer la receta completa antes de ponernos manos a la obra. Parece insignificante, pero no hacerlo nos puede llevar a errores y a saltarnos algún paso importante.

No medir las cantidades es otro problema que hace que nuestros postres no salgan como habíamos imaginado. Hacerlo a "ojo" está muy bien, pero hay veces que el ojo juega malas pasadas y que es necesario medir bien las cantidades de algunos ingredientes. ¡No te dejes llevar por la pereza!

-  Otro error frecuente al hacer postres es no utilizar ingredientes a temperatura ambiente. Cocinar con ingredientes que estén a la misma temperatura hace que sea más fácil mezclarlos y hacer masas más homogéneas y sin grumos.

- La improvisación y la imaginación no tienen nada de malo, el problema viene cuando empezamos a cambiar un ingrediente tras otro y sustituirlos por otros que sí tenemos en casa o nos apetecen más… debemos contar con que es posible que el resultado no se parezca a la receta inicial…

-  No usar termómetro de horno. Es muy conveniente hacerlo, ya que puede ser que el horno no esté funcionando correctamente y el termómetro nos indicará la temperatura real a la que estamos cocinando.

-  No respetar el tiempo de frío. Hay postres que requieren pasar bastantes horas en la nevera una vez elaborados y, es muy habitual, dejarnos llevar por la impaciencia y sacarlo antes de tiempo del frío.

Al hacer bizcochos

errores postres

- Un error muy frecuente al hacer postres, en concreto al hacer bizcochos y pasteles, es no echar mantequilla y enharinar un poco el molde para evitar que se pegue y se queme.

- No regular bien la temperatura del horno es otro de los errores al hacer postres más habituales, ya sea por excedernos como por quedarnos cortos.

- Otro error habitual es pasarnos con la harina al hacer la masa, lo que puede hacer que nuestros bizcochos queden duros o aparezcan grietas.

- Seguro que alguna vez te ha pasado: el fondo del bizcocho está quemado. Esto puede deberse, además de a habernos pasado con el tiempo de horneado, a que el molde que hemos utilizado es demasiado profundo o su fondo no es uniforme.

- Otro error frecuente al hacer bizcochos y pasteles es que llenamos el molde demasiado, sin tener en cuenta que, si lo vamos a meter en el horno, la masa subirá y rebosará.

- El nerviosismo es otro de los responsables de uno de los errores más frecuentes al hacer postres: ir repetidas veces al horno y abrir la puerta para ver cómo va nuestra obra maestra. Esto hace que el postre experimente constantes bajadas de temperatura y la masa no se haga bien, interfiriendo en el efecto de la levadura.

- Desmoldar antes de que el bizcocho o la tarta esté frío es un error bastante común que puede hacer que este se rompa.

Cristina

Cristina Cantudo

Cristina Cantudo

CONTINÚA LEYENDO