Vídeo de la semana

Pastelitos de frutas del bosque para chuparse los dedos

Rellenos de nata y frutos como las fresas o los arándanos, estos bollitos dulces te encantarán.

mini pastelitos de fresa
iStock

¿Te gusta el dulce y te encanta descubrir y probar postres nuevos? Hoy te traemos una receta de lo más especial y original, muy diferente a los tan comunes bizcochos o puddines que puede que ya tengas vistos… Hablamos de unos mini pastelitos rellenos de nata y de frutos rojos como los arándanos o las moras, un pequeño manjar que se prepara en muy poco tiempo y con el que puedes darte un capricho o sorprender a tus invitados. ¿Interesada en descubrir estas tartitas? ¡Toma nota de esta receta!

Ingredientes que necesitas:

Para la masa de los pastelitos:

  • 2 1/4 tazas (295 gramos) de harina para todo uso
  • 2 1/4 cucharaditas de levadura en polvo
  • 3/4 de cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 3 cucharadas (40 gramos) de azúcar granulada
  • 1/4 de cucharadita de sal de mesa
  • 6 cucharadas (85 gramos) de mantequilla sin sal, fría y cortada en trozos
  • 2 yemas de huevo grandes
  • 3/4 taza más 2 cucharadas (205 ml) de crema espesa
  • 3 cucharadas (35 gramos) de azúcar cruda o turbinado

Para el relleno:

  • (455 gramos) de frutos rojos: fresas, arándanos o moras peladas y cortadas en trocitos
  • 2 cucharadas (25 gramos) de azúcar granulada
  • 1 cucharada (15 ml) de jugo de limón fresco
  • Nata montada

Cómo preparar estos pastelitos

Para empezar precalienta el horno a 200ºC y recubre una bandeja para hornear grande con papel pergamino. En un tazón grande, mezcla la harina, el polvo de hornear, el bicarbonato de sodio, el azúcar granulada y la sal hasta que estén bien combinados. Agrega la mantequilla y con las yemas de los dedos o una batidora rómpela en trozos pequeños.

En otro tazón pequeño, bate las yemas con un chorrito de crema, luego vierte el resto de la crema y mezcla. Vierte en la mezcla de mantequilla y harina anterior y usa una espátula de goma para mezclar los ingredientes hasta conseguir una masa uniforme.

Divide la masa en unos 6 pastelitos, presionando la masa en el fondo de un tazón (para formar un círculo).  Coloca el azúcar cruda o turbinado en un tazón pequeño, haz una bola con cada pastelito y pásalo por el tazón, cubriéndolo casi en su totalidad. Coloca cada bola de masa con la parte sin azúcar hacia abajo, en la bandeja para hornear preparada del principio. Hornea la bandeja durante 15 minutos, hasta que estén ligeramente dorados y después deja enfriar las bolitas de masa a temperatura ambiente.

Mientras se enfrían, mezcla los frutos rojos partidos con las cucharadas de azúcar, el jugo de limón y la crema espesa (o merengue). Divide en dos cada pastelito enfriado con un cuchillo de sierra. Coloca la mezcla de frutos rojos en la base, añade la nata montada al gusto y cierra el pastelito con la otra parte. ¡Y ya puedes disfrutar de este postre!

Continúa leyendo