Vídeo de la semana

Pudin de chocolate: los pasos para preparar este cremoso postre

A medio camino entre un flan y un pastel, el pudin de chocolate es la opción perfecta si buscas un postre cremoso y jugoso.

pudin
iStock

Los postres con chocolate siguen siendo los más exitosos de todos. Gustan a todo el mundo, son generalmente muy fáciles de preparar y tienen un sabor dulce de lo más agradable con el que se remata cualquier comida o cena por todo lo alto. También son perfectos para celebraciones y fiestas. ¿Entre nuestros favoritos? La mousse de chocolate, el pastel de chocolate, el helado de chocolate… y por supuesto, el pudin de chocolate, a medio camino entre un flan y un pastel, y mucho más cremoso y blandito que por ejemplo, un bizcocho tradicional.

Ahora te proponemos una receta super fácil para que tú también puedas preparar un delicioso pudin de chocolate en casa. Sólo necesitas un par de ingredientes comunes y menos de una hora para elaborarlo. ¡Toma nota!

Ingredientes:

  • 1 barra de pan pequeña
  • 150 gramos de azúcar
  • 6 huevos
  • Medio litro de leche
  • 1 cucharada de postre de esencia de vainilla
  • Ralladura de naranja
  • 150 gramos de chocolate (una tableta)
  • 1 cucharada de cacao en polvo
  • 150 ml. de caramelo líquido

Cómo preparar pudin de chocolate

Para empezar pon en un cazo al fuego la leche, junto con una cucharada de cacao en polvo y la ralladura de naranja, que le dará sabor. Calienta el líquido durante 10 minutos a fuego lento, sin dejar que hierva. Después, trocea la tableta de chocolate bien y añádela al cazo con la leche caliente, removiendo la mezcla durante cinco minutos más para que no se pegue ni se queme.

Añade los huevos y el azúcar a un bol grande, y bate todo hasta que consigas una salsa espumosa. Por último, añade al bol la leche caliente y el pan desmigajado en trozos muy pequeños. Bate todo con fuerza para conseguir una masa cremosa y uniforme.

Por otro lado, baña un molde con un poco de caramelo líquido caliente, déjalo enfriar y vierte en él la masa del pudin. Mete el molde con la masa en el horno a 200ºC durante 30 minutos hasta que el pudin esté bien cuajado y dorado.

Pasado ese tiempo, saca el pudin y déjalo enfriar en la nevera durante al menos 2 horas. Sírvelo bien fresquito cuando lo vayas a tomar con ayuda de un cuchillo, y acompañado de nata montada, sirope, virutas de chocolate o con frutos secos como nueces picados por encima del pudin. ¡Te encantará el resultado! Estará cremoso y jugoso.

Continúa leyendo

#}