Vídeo de la semana

Receta de galletas de calabaza y chocolate, crujientes y deliciosas

La cocina de otoño es tan increíblemente versátil que podemos elaborar una amplia variedad de platos tanto salados como dulces. Y las galletas de calabaza y chocolate son un buen ejemplo.

Receta de galletas de calabaza y chocolate
Foto: Istock

Las galletas crujientes se están convirtiendo en la nueva moda. Especialmente cuando elaboramos una masa de galleta suave capaz de derretirse en la boca, además de ser muy esponjosa y original. 

Las galletas de calabaza, elaboradas además con diferentes ingredientes especiados (muy característicos de la estación en la que nos encontramos), tienen un sabor único e increíble. Y lo que es aún mejor, son muy fáciles de preparar.

Combinan muy bien, por ejemplo, cuando las acompañamos con una taza de café o un té bien caliente, ya sea a media mañana o en la merienda. Y como postre para comidas con la familia son aún mejores.

Cómo hacer galletas de calabaza y chispas de chocolate

Cómo hacer galletas de calabaza y chispas de chocolate
Foto: Istock

Ingredientes:

  • 250 ml de puré de calabaza
  • 250 ml de azúcar morena
  • 1 cucharada de ralladura de naranja
  • 125 ml de mantequilla derretida
  • 1 huevo
  • 2 tazas de harina
  • 2 cucharaditas d levadura en polvo
  • ½ cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • ¼ taza de semillas de calabaza sin cáscara
  • ¼ taza de copos de avena
  • ¼ taza de chispas de chocolate negro

Elaboración:

Comenzamos precalentando el horno a 190 ºC. 

Mientras tanto, en un cuenco, comenzamos combinando el puré de calabaza con el azúcar moreno. Añadimos la ralladura de naranja, la mantequilla tras haberla derretido al microondas y el huevo.

En un segundo tazón combinamos la harina con la levadura en polvo, el bicarbonato de sodio y la sal. Mezclamos bien los ingredientes secos.

Luego, una vez mezclados adecuadamente, incorporamos de forma gradual los ingredientes secos a la mezcla de puré de calabaza con el azúcar moreno. Y mezclamos muy bien. 

Forramos una bandeja del horno con papel pergamino (también conocido como papel de horno). Y colocamos un total de 24 porciones de la masa, separándolas entre sí un poco.

Introducimos en el horno durante 10 a 12 minutos. Pasado el tiempo, retiramos las galletas y las dejamos que se enfríen muy bien sobre una rejilla. Las podrás conservar a temperatura ambiente en recipientes cerrados herméticamente durante 2 a 3 días.

Cómo hacer galletas de calabaza especiadas con chocolate

Cómo hacer galletas de calabaza especiadas con chocolate
Foto: Istock

Si deseas hacer unas galletas algo más elaboradas, utilizando para ello una maravillosa combinación de especias típicas otoñales, no te pierdas esta receta.

Ingredientes:

  • 2 tazas de harina
  • 240 g de puré de calabaza
  • ½ taza de chispas de chocolate
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo
  • ¾ cucharaditas de bicarbonato de sodio
  • ½ cucharadita de canela molida
  • ½ cucharadita de jengibre molido
  • ½ cucharadita de nuez moscada molida
  • ½ cucharadita de sal
  • 100 g de azúcar granulada
  • 110 g de azúcar morena
  • 120 ml de aceite de girasol
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Elaboración:

Empezamos precalentando el horno a 180 ºC.

Mientras tanto, cubrimos la bandeja para el horno con papel pergamino. Y la reservamos.

En un cuenco mezclamos la harina, la levadura en polvo, el bicarbonato de sodio, la nuez moscada, la canela, el jengibre, el clavo y la sal, mezclando muy bien. Reservamos.

En el vaso de la batidora eléctrica, equipada con el accesorio de paleta, mezclamos el azúcar, la azúcar morena y el aceite de girasol, hasta que se combinen muy bien. 

En un cuenco mezclamos el huevo con el puré de calabaza y la vainilla. Y, con la batidora a baja velocidad, añadimos lentamente la mezcla de harina hasta que se haya combinado bien, raspando los lados del vaso de la batidora según sea necesario.

Con la ayuda de una espátula de silicona, o de goma, doblamos las chispas de chocolate a la vez que doblamos la masa para combinarlos de forma uniforme. 

Dejamos caer 2 cucharadas de la masa a la vez en la bandeja para hornear forradas con el papel pergamino, dejando -eso sí- algo de espacio entre cada masa. 

Luego introducimos en el horno precalentado y cocinamos a la misma temperatura hasta que las galletas se hayan cocinado muy bien, entre 11 a 13 minutos.

Pasado el tiempo, retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla durante varios minutos, para que adquieran la consistencia ideal. 

Almacenamos en un recipiente que se pueda cerrar herméticamente, lo que garantizará su conservación durante varios días al máximo, sin perder textura ni consistencia.

Christian Pérez

Christian Pérez

Editor de Gaia Media Magazines y creador de revistas como Natursan, Vegveggies o Saludablementebien. Creador de contenidos especializado en nutrición, lifestyle y salud. Y lo más importante: Papá de 2 niñas

Continúa leyendo