Vídeo de la semana

Receta de muffins de calabaza otoñales con chips de chocolate

La calabaza en la repostería tiene mucho que decir. Un ingrediente propiamente otoñal, los muffins con chips de chocolate pueden convertirse en una opción única para disfrutar estos días.

Receta de muffins de calabaza otoñales con chips de chocolate
Foto: Istock

Cuando llega el otoño cambian los protagonistas de nuestra cocina. Y es que llegan ingredientes de matices cálidos en el paladar, algunos de los cuales pueden ser muy aromáticos (como las especias), y que resultan ideales durante esta bella época del año.

Es muy habitual que los postres de otoño se caractericen por ser dulces con fuerza. En su mayoría tiende a ser bastante común que tengan sabores pronunciados. Además, muchos suelen consumirse calientes o a temperatura ambiente (nada que ver con los postres que solemos comer en verano, que suelen servirse fríos o incluso helados).

Además, es también muy característico que muchos de los postres y dulces que podemos preparar en casa durante esta época del año tengan colores anaranjados. En su mayoría, todo se debe a la presencia de la calabaza como uno de sus ingredientes principales.

Podemos mencionar, por ejemplo, el tradicional pastel de calabaza, que puede ser servido acompañando la porción con un poco de nata montada y tras haber espolvoreado canela molida por encima.

Aunque también podemos mencionar otros ingredientes típicos de esta época igual de deliciosos, como las castañas. Y es que, ¿quién puede resistirse a un delicioso brownie de castañas? El jengibre y la batata también son otras opciones exquisitas. Y podemos elaborar unas galletas de jengibre y batata maravillosas.

Pero, ¿a quién no le gustan los muffins? En esta ocasión vamos a aprender a hacer unos muffins de calabaza con chips de chocolate.

Cómo hacer muffins de calabaza con chips de chocolate

Cómo hacer muffins de calabaza con chips de chocolate
Foto: Istock

Ingredientes:

  • ⅔ tazas de harina
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • ½ cucharadita de levadura en polvo
  • ¼ cucharadita de sal
  • ⅓ taza de azúcar
  • ½ taza de mantequilla sin sal ablandada
  • 2 huevos
  • 1 taza de puré de calabaza
  • ⅓ taza de leche
  • ½ taza de chispas de chocolate
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de jengibre molido
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1 cucharadita de nuez moscada

Elaboración:

Comenzamos precalentando el horno a 180 ºC. En un tazón grande, mezclamos la harina, las especias, el bicarbonato de sodio, la levadura y la sal. Reservamos.

Ahora, en el tazón de una batidora de pie, combinamos la mantequilla con el azúcar hasta que quede suave y esponjosa. Luego, añadimos los huevos y mezclamos de nuevo. Incorporamos el puré de calabaza y el extracto de vainilla, y volvemos a batir.

Añadimos ahora los ingredientes secos y la leche, y volvemos a batir muy bien. Cuando se hayan mezclado los ingredientes secos con los húmedos, añadimos las chispas de chocolate.

Vertemos ahora en nuestros moldes para muffins hasta cubrir ⅔ de su capacidad. Espolvoreamos la parte superior con chispas de chocolate. Introducimos en el horno durante 20 minutos, o hasta que al insertar un palillo en el centro de uno de los muffins salga completamente limpio (evitando, eso sí, las chispas de chocolate).

Una vez listos, retiramos del horno y dejamos que se enfríen sobre una bandeja de horno de rejilla durante 5 minutos.

Cómo conservarlos

Para evitar que se estropeen, es recomendable guardar los muffins que no se vayan a consumir en el momento a temperatura ambiente en el interior de un recipiente que pueda ser cerrado herméticamente, donde se mantendrán perfectamente hasta un máximo de 5 días. 

Eso sí, en caso de que tu cocina sea muy cálida, es preferible guardarlos en la nevera hasta que vayan a ser consumidos.

¿Sabías que también los puedes congelar? Especialmente cuando has hecho mucha cantidad, o cuando no los vas a consumir todos ahora, puedes introducirlos en una bolsa de congelador con cierre, retirando con cuidado todo el exceso de aire. Se mantendrán perfectamente en el congelador hasta 2 meses.

También te puede interesar:
Christian Pérez

Christian Pérez

Editor de Gaia Media Magazines y creador de revistas como Natursan, Vegveggies o Saludablementebien. Creador de contenidos especializado en nutrición, lifestyle y salud. Y lo más importante: Papá de 2 niñas

Continúa leyendo