Receta para hacer unas deliciosas torrijas veganas

¿Te apasionan las torrijas? Si es así, y sigues un tipo de alimentación vegana o vegetariana, no te pierdas nuestra propuesta para hacer unas exquisitas torrijas veganas.

Cómo hacer torrijas veganas
Foto: Istock

Si te preguntamos por un postre típico y tradicional, tan popular como el arroz con leche o las natillas, no hay duda que las torrijas podrían convertirse en una de las primeras opciones que se te ocurran. Conocidas habitualmente como torrijas de leche, lo cierto es que son, probablemente, uno de los dulces más típicos de la Semana Santa en nuestro país.

Aunque, sin embargo, son tan fáciles de hacer, y están tan ricas que es común prepararlas en cualquier momento del año. Y son perfectas, por ejemplo, para utilizar el pan que se ha endurecido, por lo que destaca por ser una receta de aprovechamiento excelente.

Se trata de una receta popular tradicional y típica, que incluso en muchas familias viene preparándose de generación en generación. Además, su aroma a canela molida, vainilla y limón tan participar evoca los recuerdos de la infancia de muchos, cuando nuestra abuela las preparaba por las tardes.

La receta tradicional se elabora principalmente con pan (preferiblemente endurecido los días anteriores), leche, huevo, azúcar, canela molida, extracto de vainilla y, aunque es opcional, ralladura de limón.

Pero, como vemos, en la receta original se utilizan dos ingredientes de origen animal, que pueden no ser tan adecuados para quienes siguen una alimentación vegana o vegetariana: tanto la leche como el huevo. Por suerte, es perfectamente posible sustituir la leche por alguna de tus bebidas vegetales favoritas, y el huevo por harina de garbanzo y agua.

Por lo que, ¿cómo podemos aprender a hacer unas torrijas veganas? Te descubrimos los ingredientes y los pasos necesarios.

Cómo hacer torrijas veganas

Torrijas veganas
Foto: Istock

Ingredientes:

  • ½ taza de bebida de almendras (leche de almendras)
  • 4 cucharadas + 1 taza de sirope de ágave
  • 160 g de pan duro
  • 1 ramita de canela
  • 4 cucharadas de harina de garbanzo
  • 4 cucharadas + ⅓ taza de agua
  • Aceite de oliva virgen extra (para freír)

Elaboración:

Comenzamos cortando el pan en rodajas de entre uno a dos centímetros de grosor. 

Luego, ponemos la bebida vegetal en un cazo al fuego, añadimos la ramita de canela y, cuando esté caliente, añadimos las 4 cucharadas de sirope de ágave. Cocinamos durante 3 o 4 minutos, y una vez haya pasado este tiempo, retiramos del fuego.

Colocamos ahora las rebanadas de pan cortadas en un plato rectangular, y vertemos la mezcla sobre el pan. Dejamos reposar durante 1 o 2 minutos por cada lado, para conseguir que absorba la leche, pero con cuidado, ya que si se quedan demasiado blandas podrían acabar rompiéndose. Evidentemente, todo dependerá del tipo de pan que estemos usando, por lo que necesitaremos dejarlo más o menos tiempo.

En un cuenco grande, combinamos las 4 cucharadas de harina de garbanzo con 4 cucharadas de agua. Mientras tanto, ponemos el aceite de oliva en la sartén y empezamos a calentarlo. Posteriormente, sumergimos las torrijas en esta mezcla.

Ahora, freímos cada torrija en la sartén con aceite caliente, hasta que se hayan dorado por ambos lados.

En una cacerola, calentamos la taza de agua (⅓) y, cuando esté caliente, añadimos 1 taza de sirope de ágave. Cocinamos durante 3 a 4 minutos, y retiramos del fuego. Luego, vertemos la mezcla sobre las torrijas para endulzarlas bien, y dejamos que reposen hasta que se enfríe. Eso sí, en este caso, cuanto más tiempo las dejemos reposar, mucho mejor.

También te puede interesar:
Christian Pérez

Christian Pérez

Editor de Gaia Media Magazines y creador de revistas como Natursan, Vegveggies o Saludablementebien. Creador de contenidos especializado en nutrición, lifestyle y salud. Y lo más importante: Papá de 2 niñas

Continúa leyendo