Recetas para hacer 5 porridges de avena diferentes

El porridge de avena, aunque sencillo y simple en origen, es un plato tan increíblemente versátil que es te permite elaborar un montón de preparaciones diferentes, todas ellas deliciosas e igual de nutritivas.

Si buscas una opción para el desayuno (o incluso para la merienda) que además de ser fácil de elaborar, sea nutritiva y saludable, el porridge de avena se convierte en uno de los platos estrella, ya que contiene -y aporta- todas las cualidades que nos ofrece la avena. Además, es perfectamente posible añadir una amplísima diversidad de ingredientes, los cuales, bien escogidos, pueden ayudar a completarlo aún más si cabe.

Y, como señaló The Guardian hace ya algunos años, desde hace un tiempo estamos experimentando un auténtico “renacimiento del porridge”, gracias no solo a que muchos chef de reconocida experiencia comenzaran a popularizarlo en sus programas de televisión (como por ejemplo es el caso de Jamie Oliver), sino al interés por parte de muchas personas de encontrar alternativas más saludables y nutritivas a algunos desayunos y meriendas comunes.

Receta básica de porridge de avena

Lo cierto es que para preparar un porridge de avena solo se requieren tres ingredientes: copos de avena, leche (que puede ser sustituida por tu bebida vegetal favorita, o incluso simplemente agua) y una pizca de sal marina. Aunque la sal no es imprescindible, siguiendo con los consejos de Jamie Oliver, es una opción útil para reforzar el sabor de la avena, en especial si posteriormente añadimos algún ingrediente un poco más dulce, como por ejemplo podría ser el caso de la fruta o alguna que otra fruta desecada.

Ingredientes:

  • 50 g de avena
  • 350 ml de leche, agua o bebida vegetal
  • Una pizca de sal marina

Preparación:

  1. Pon la avena en una cacerola, vierte la leche, el agua o la bebida vegetal y añade una pizca de sal marina. Lleva a ebullición y cocina a fuego lento durante 4 a 5 minutos, removiendo constantemente con la ayuda de una cuchara de madera. Esto es importante, ya que ayudará a conseguir una papilla más suave y cremosa y evitará que no se adhiera al fondo de la cacerola.
  2. Dependiendo de la textura que prefieres que tenga, puedes dejar cocinando durante algunos minutos más, o añadir más líquido si deseas que no quede tan espesa.
  3. Finalmente sirve en un tazón o cuenco, y ¡a disfrutar!.

Receta de porridge de avena con chocolate fundido

Como te puedes imaginar, el porridge de avena es un plato tan versátil que es posible elaborar una amplia diversidad de preparaciones, muy variadas y exquisitas, y todo ello partiendo de la receta base que te hemos propuesto en el apartado anterior. En este caso vamos a aprender a elaborar un delicioso porridge de avena con chocolate.

Ingredientes:

  • 50 g de avena
  • 350 ml de leche, agua o bebida vegetal
  • 1 cuadradito de chocolate negro (mínimo 70% de cacao)
  • Una pizca de sal marina
  • Opcional: una cucharadita de coco rallado

Preparación:

  1. Vierte la leche, el agua o la bebida vegetal en una cacerola. Añade inmediatamente la avena, una pizca de sal marina, y cocina a fuego lento entre 4 a 5 minutos, removiendo constantemente para evitar que la avena se pegue al fondo.
  2. Continúa removiendo y cocinando hasta que la crema comience a espesar. Así, hasta que adquiera la textura que más te guste (eso sí, recuerda que cuando se enfríe un poco es habitual que se espese un poco, por lo que si prefieres que quede más líquida no tienes más que añadir un poco más de agua o leche).
  3. Para terminar, vierte el porridge de avena en un tazón o cuenco y, en el centro, coloca el cuadradito de chocolate negro. Empezará a fundirse lentamente mientras se enfría un poco. Si te gusta el coco rallado, puedes espolvorear un poco por encima. Pocos minutos después, ya podrás disfrutarlo.

Otros consejos útiles:

  • Si deseas que el porridge de avena tenga mayor sabor a chocolate, puedes probar con espolvorear un poco de cacao en polvo -sin azúcar añadido- por encima. O, bien, en lugar de dejar que el cuadradito de chocolate se funda, remover la crema inmediatamente después de añadirlo, para que al derretirse convierta nuestro porridge en una auténtica crema de avena al chocolate.
  • También puedes añadir otros ingredientes que te gusten, como manzanas, almendras laminadas y arándanos. El resultado es aún más maravilloso.

Receta de porridge de avena con canela y plátano

Se trata de otra de las preparaciones tradicionales con las que poder disfrutar el porridge de avena: añadiendo algunas frutas frescas para complementar esta deliciosa y nutritiva crema de avena.

Ingredientes:

  • 50 g de avena
  • 350 ml de leche, agua o bebida vegetal
  • 1 plátano maduro
  • 1 cucharadita de canela molida
  • Una pizca de sal marina

Preparación:

  1. Comenzaremos combinando la avena con el agua, la leche o la bebida vegetal en una cacerola pequeña al fuego. Lleva a ebullición a fuego alto, removiendo constantemente con la ayuda de una cuchara de madera. Luego reduce el fuego a medio-bajo, y cocina hasta que el líquido se absorba casi por completo, durante aproximadamente 4-5 minutos.
  2. Añade la canela molida y la sal, y vuelve a remover un poco.
  3. Sirve en un tazón o cuenco.
  4. Mientras nuestro porridge se enfría un poco, pela el plátano y córtalo en rodajas. Una vez hecho todo esto, añade la fruta por encima.
  5. ¡Listo! Disfrutar y servir aún caliente.

Receta de porridge de avena con frutos rojos y queso fresco

Los frutos rojos son otras frutas que combinan perfectamente bien con el porridge de avena, ya que añaden cierto sabor ácido al sabor de por sí suave de los copos de avena, y ofrecen una textura ciertamente diferente (a la par que única).

Ingredientes:

  • 80 g de avena
  • 200 ml de leche o bebida vegetal
  • 150 g de frutos rojos congelados (fresas, frambuesas y arándanos)
  • 15 g de almendras tostadas
  • 150 g de queso fresco

Preparación:

  1. Pon la avena en una cacerola. Vierte la leche o la bebida vegetal, y cocina a fuego medio-bajo durante 4-5 minutos, removiendo constantemente, hasta que adquiera una textura cremosa y suave.
  2. Una vez los frutos rojos se hayan descongelado, y el porridge esté listo, vierte en dos tazones o cuencos, y cúbrelos con los frutos rojos.
  3. Para terminar, esparce las almendras por encima. Haz lo propio con el queso fresco, y disfruta.

Receta de porridge de avena con higos, frambuesas secas y mantequilla de cacahuete

Si buscas una receta de temporada, en la que utilizar deliciosas y exquisitas frutas de temporada, posiblemente te guste este exquisito porridge de avena con higos, frambuesas secas y mantequilla de cacahuete, ideal para disfrutar durante los meses de otoño e invierno.

Ingredientes:

  • 50 g de avena
  • 300 ml de leche o bebida vegetal
  • ¼ cucharadita de canela
  • 1 pizca de sal marina
  • 1 cucharada de mantequilla de cacahuete
  • 3 higos maduros
  • Un puñado de frambuesas secas (desecadas)

Preparación:

  1. En una cacerola combina la avena con la leche (o la bebida vegetal). Añade la canela molida y la sal, y lleva a ebullición. Luego cocina a fuego lento durante 5-6 minutos, removiendo constantemente hasta que la avena esté cocida y la papilla se haya espesado.
  2. Mientras tanto, lava bien los higos y córtalos en varias rodajas.
  3. Retira del fuego, sirve en un cuenco o tazón, añade la mantequilla de cacahuete, las rodajas de higos y las frambuesas desecadas.
  4. ¡Listo!.

Y tú, ¿elaboras de alguna forma especial tu porridge de avena? Lo cierto es que las opciones son muchas, tantas que, partiendo de una receta básica, puede permitirnos disfrutar cada día de un desayuno completamente único y diferente.

Continúa leyendo