Tarta con crumble de avellanas y ciruelas: ¡descubre este delicioso pastel!

Este pastel con avellanas, nuez moscada y ciruelas de temporada te conquistará. ¡Aprende a prepararlo de una forma super fácil!

pastel de crumble de ciruelas
iStock

Tarta de manzana, tarta de calabaza, tarta de chocolate, tarta de limón… seguro que ya has preparado (y probado) los pasteles más comunes y famosos del mundo. Ahora, te proponemos uno menos conocido -al menos en nuestro país-, pero con una combinación de ingredientes que te sorprenderá y que también te encantará.

Hablamos de la tarta de crumble de avellanas y ciruelas, un postre que, si bien es bastante común en lugares como Estados Unidos, todavía no goza de la popularidad que merece en nuestro país. Y es que este pastel está delicioso… Elaborado con nuez moscada, avellanas y ciruelas, es perfecto para los días de otoño, y también para ocasiones especiales, como Navidad. Si te pica la curiosidad y quieres descubrir el sabor de esta tarta, toma nota de cómo puedes preparla. ¡Es muy fácil!

Ingredientes:

Para la base y el crumble

  • 175 gramos de mantequilla enfriada y cortada en trozos pequeños.
  • 50 gramos de avellanas
  • 195 gramos de harina para todo uso
  • 100 gramos de azúcar granulada
  • 65 gramos de azúcar moreno
  • Una cucharadita de canela en polvo
  • Una cucharadita de sal fina de mar o de mesa

Para el relleno

  • 455 gramos de ciruelas maduras
  • 10 gramos de harina para todo uso
  • 6 cucharadas de azúcar granulada
  • 1 huevo grande, ligeramente batido
  • 1 yema de huevo
  • 80 ml de crema espesa
  • 60 ml de leche
  • Una cucharadita de sal fina de mar o de mesa
  • Una cucharadita de canela en polvo
  • Nuez moscada rallada

Paso a paso

Precalienta el horno a 170ºC y en una bandeja de horno, extiende las avellanas. Hornéalas aproximadamente de 10 a 15 minutos, déjalas enfriar y quítales la piel. Para terminar, tritúralas hasta conseguir polvo fino. Añade las avellanas a un vaso de batidora y añade también la harina, el azúcar granulado y el azúcar moreno, la canela, la sal y la mantequilla. Bate todo hasta que consigas unas pequeñas migas. Coloca parte de las migas en una sartén untada con mantequilla al fuego, formando la base de la tarta, hasta que se conviertan en una corteza más dura.

Hornea esta corteza durante unos 15 o 20 y después déjala enfriar en el frigorífico. Mientras tanto, corta las ciruelas en trozos pequeños. Después, en un bol mezcla la cucharada de harina y 6 cucharadas de azúcar granulada. Bate también el huevo, la yema de huevo, la crema espesa, la leche, la cucharadita de canela y la nuez moscada rallada. Para terminar añade las ciruelas cortadas y vuelve a mezclar todo hasta que consigas una crema.

Saca la base de la tarta de la nevera y vierte en ella la crema primero y las migas restantes después. Hornéala durante 40 minutos y después, déjala reposar otros 20. ¡Y a disfrutar de ella!

Continúa leyendo