Tarta de nectarinas, mascarpone y jengibre, un postre original para hacer en casa

Te contamos cómo hacer esta tarta superfresca paso a paso para que triunfes con el postre. Esta es nuestra receta de tarta de nectarina con mascarpone y jengibre.

Si hay una fruta (aunque no es la única) que evoque irremediablemente al verano, esa es la nectarina. Esta fruta, que no debe ser confundida con el melocotón (tal y como lo conocemos), es redonda, de carne jugosa y de piel lisa, no vellosa. Existe la creencia popular de que se trata de un cruce entre melocotón y ciruela, pero en realidad la nectarina es una variedad de melocotón, lo que las hace genéticamente muy parecidas. 

Se trata de una fruta con numerosas propiedades; de hecho es una de las más ricas en vitaminas B3, que reduce la acumulación de colesterol en las arterias, disminuye la presión arterial y favorece la buena circulación de la sangre. Apenas tiene calorías, por lo que es perfecta si estás siguiendo una dieta o si simplemente te apetece una pieza de fruta fresquita. Y gracias a su alto contenido en vitamina A y carotenos, ayuda al correcto funcionamiento de los huesos y la vista.

Una de las grandes ventajas de esta fruta es que se puede consumir de maneras muy variadas: frescas, en almíbar, confituras, mermeladas… En España no suele utilizarse para preparar bizcochos o tartas, pero hemos querido cambiar esta tendencia y proponerte una receta que la convertirá en tu fruta favorita para hacer repostería. Además, esta tarta combina la nectarina con la cremosidad del mascarpone y un punto de jengibre. Te chivamos los trucos para hacerla perfecta.

Ingredientes para la base:

  • 37 galletas de jengibre, roto en trozos grandes
  • 6 cucharadas de mantequilla sin sal derretida

Ingredientes para el relleno:

  • 220 gr de queso mascarpone
  • 180 gr de queso crema a temperatura ambiente
  • 50 gr de crema agria
  • 50 gr de azúcar
  • 1 cucharadita de cáscara de limón rallada
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharada de jengibre picado, o en polvo en su defecto

Ingredientes para el topping:

  • 4-5 nectarinas pequeñas, cortadas a la mitad, sin hueso y cortadas en rodajas finas
  • 50 gr de mermelada de melocotón
  • 2 cucharadas de jengibre picado (opcional)

Elaboración de la base: 

  1. Precalentar el horno a 180º.
  2. Moler las galletas de jengibre, preferiblemente con la batidora para que sea más fácil.
  3. Una vez estén bien picadas, añadir la mantequilla hasta que todo esté bien humedecido.
  4. En un molde con el fondo extraíble, colocar la masa presionando para repartirla uniformemente.
  5. Colocar en el horno y hornear hasta que se oscurezca, bastará con unos 8 minutos. Después, dejar enfriar por completo.

Elaboración del relleno: 

  1. Batir los primeros ingredientes (el mascarpone, el queso en crema, la crema agria, el azúcar, la esencia de vainilla y la cáscara de limón (y el jengibre, si así lo quieres) hasta que la mezcla sea homogénea y suave.
  2. Extender sobre la capa de galletas y dejar reposar en la nevera desde 2 horas hasta 1 día entero. Todo dependerá del tiempo del que dispongas.

Elaboración del topping: 

  1. Con las rodajas de nectarina, cubrir la crema de queso intentando hacer círculos o la forma que consideres que quede más bonita.
  2. Después pincelar la mermelada y si quieres, espolvorear el jengibre (todo depende de tu amor por esta raíz). Servir muy fría.
leonor nieto garcia

Leonor Nieto García

¿El mejor plan? Salir de cañitas y pinchos. Periodista y Community Manager amante del buen comer, de compartir plato y experiencias y brindar con alegría por las cosas buenas.

Continúa leyendo