Tarta de tres chocolates: el postre perfecto para amantes del cacao

Este pastel de tres capas incluye chocolate negro, chocolate con leche y chocolate blanco. ¡Para chuparse los dedos!

¿Eres goloso? ¿Te gusta el chocolate? ¿Te apasionan los postres cremosos? Sí has respondido que sí a estas preguntas, esta receta es para ti. Te proponemos preparar una espectacular (y deliciosa) tarta de tres chocolates con la que te chuparás los dedos. Y sí, este pastel tiene tres capas: una de chocolate negro, otra de chocolate con leche y otra de chocolate blanco. Se prepara sin horno, se disfruta fría y conquistará, sin duda, a todos los paladares. ¡Te contamos cómo prepararla!

Ingredientes:

Para la primera capa

  • 150 gramos de chocolate negro
  • 200 ml de nata líquida para montar
  • 200 ml de leche
  • 1 sobre de cuajada en polvo

Para la segunda capa

  • 150 gramos de chocolate con leche
  • 200 ml de nata líquida para montar
  • 200 ml de leche
  • 1 sobre de cuajada en polvo

Para la tercera capa:

  • 150 gramos de chocolate blanco
  • 200 ml de nata líquida para montar
  • 200 ml de leche
  • 1 sobre de cuajada en polvo

Para la base

  • 200 gramos de galletas tipo María
  • 100 gramos de mantequilla

Paso a paso

Para empezar prepara la base. Trituta con un rodillo las galletas metidas dentro de una bolsita de plástico. Cuando sean polvo fino añádeles la mantequilla derretida y mezcla todo, formando una masa homogénea. Coloca la masa en la base de un molde para tartas desmontable, forrado con papel de horno por la parte de abajo, y guárdalo en la nevera.

Mientras tanto, prepara la capa de chocolate negro. Pon un cazo al fuego con la nata y 100 mililitros de leche. En los otros 100ml, en un bol, disuelve el sobre de cuajada. Una vez que la leche y la nata del cazo están calientes, añade el chocolate negro en trozos pequeños y remuévelo con unas varillas. Añade también el resto de la leche con la cuajada disuelta y lleva todo el líquido a ebullición, cociendo la mezcla durante un par de minutos.

Viere la capa de chocolate negro encima de la base de la tarta y déjala reposar para que se vaya cuajando. Sigue los mismos pasos para preparar las capas de chocolate con leche y chocolate blanco.

Después sólo tienes que dejar enfriar la tarta con las tres capas colocadas un mínimo de seis horas en la nevera, para que cuaje bien y se solidifique por completo. Pasado ese tiempo, puedes sacarla del molde y disfrutar de ella. ¡Te encantará!

Continúa leyendo