Tres postres sin horno para disfrutar

No tener horno ya no es excusa para no poder disfrutar de un buen postre. No te pierdas estas recetas para alegrar tus postres.

El postre es ese plato que se reserva para el final de las comidas y que para muchos es imprescindible. Debes tener en cuenta que no es el mismo postre el que se prepara para después de comer que el de la cena. Después de comer el postre puede ser más contundente, sin embargo, por la noche es mejor apostar por una opción más ligera.

Te proponemos tres recetas dulces fáciles, que se preparan sin horno y que son un capricho.

Tiramisú

El dulce italiano por excelencia, el tiramisú, es un postre que ha dado la vuelta al mundo. Es importante hacerlo con un día de antelación para que coja cuerpo.

Ingredientes:

  • 300 g de bizcochos Savoiardi
  • 4 huevos
  • 500 g de crema de queso mascarpone
  • 100 g de azúcar
  • 300 g de café expreso
  • 2 cucharadas de vino Marsala
  • Cacao en polvo (sin azúcar)

Elaboración:

  1. Preparar el café en la cafetera que tengas por casa.
  2. Verter el café en un cuenco grande y añadir las cucharadas de vino Marsala.
  3. Mezclar y reservar hasta que se enfríe.
  4. Separar las claras de huevo de las yemas y batir las claras de huevo hasta que queden rígidas. Reservar
  5. En otro recipiente añadir las yemas de huevo y el azúcar, y batir bien hasta que estén suaves, entre 3 a 5 minutos.
  6. Incluir el queso mascarpone y batir lentamente con una batidora eléctrica.
  7. Añadir las claras de huevo y remover lentamente, hasta conseguir una crema suave.
  8. Sumergir los bizcochos en el café, hasta que se empapen por completo.
  9. Colocar la a primera donde se va a montar el tiramisú.
  10. Extender la crema de mascarpone sobre los bizcochos.
  11. Seguir añadiendo capas de bizcochos y crema hasta conseguir tres pisos.
  12. Finalizar espolvoreando cacao en polvo en la última capa.
  13. Reservar y guardar en la nevera durante 3 horas.

Parfait de turrón de Jijona

El turrón ya no solo es un producto navideño. Actualmente puedes encontrarlo durante todo el año. Aprovecha este dulce y conviértelo en postre.

Ingredientes:

  • 6 yemas + 6 claras de huevo
  • 150 g de azúcar
  • ½ l de leche
  • 6 hojas de gelatina remojadas en agua fría
  • 250 g de turrón de Jijona
  • 200 ml de nata
  • Unos hilos de caramelo rubio para decorar.

Elaboración:

  1. Batir las yemas con 100 g de azúcar hasta que se blanqueen.
  2. Calentar la leche, agregar la mitad a las yemas batidas, diluir y pasar a un cazo.
  3. Añadir el resto de la leche y calentar, sin dejar de remover, hasta que espese.
  4. Fuera del fuego, añadir el turrón troceado y trabajar hasta que se disuelva.
  5. Incorporar la gelatina escurrida y dejar enfriar.
  6. Montar las claras a punto de nieve.
  7. Montar la nata a punto de chantillí con 50 g de azúcar.
  8. Mezclar la crema de turrón primero con la nata y luego con las claras a punto de nieve.
  9. Pasar la mezcla a moldes individuales y congelar.
  10. Sacar del congelador 10 minutos antes de servir.
  11. Desmoldar y decorar con unos hilos de caramelo.

Crema de chocolate blanco y pimienta rosa

Esta crema de chocolate blanco es facilísima y está de lujo. La pimienta rosa le da un toque muy interesante a la crema. ¡Te va a encantar!

Ingredientes:

  • 350 g de nata para montar
  • 350 g de leche
  • 6 yemas de huevo
  • 50 g de azúcar
  • 25 g de maicena
  • 150 g de chocolate blanco
  • 1 cucharadita de pimienta rosa machacada
  • 1 pizca de sal
  • Azúcar moreno.


Elaboración:

  1. Poner al fuego la nata, la leche, una pizca de sal y la pimienta rosa machada.
  2. Dejar al fuego la crema hasta que rompa a hervir.
  3. Mientras, colocar en un bol las 6 yemas de huevo con el azúcar.
  4. Batir con unas varillas la mezcla de yemas y azúcar hasta que ambos ingredientes se integren por completo.
  5. Añadir la maicena y continuar mezclando.
  6. Cuando la preparación de la nata rompa a hervir, incorporar al bol con la mezcla de yemas, azúcar y maicena.
  7. Mezclar bien con unas varillas hasta que quede una crema homogénea.
  8. Volver a verter esta crema a la cazuela y poner a fuego lento hasta que rompa a hervir de nuevo.
  9. Mantener en el fuego durante 2 minutos o hasta que haya espesado.
  10. Colocar el chocolate blanco en un bol.
  11. En el momento en que la crema esté en su punto, volcarla sobre las pepitas de chocolate.
  12. Mezclar bien para que le chocolate se derrita.
  13. Repartir en recipientes individuales y dejar templar a temperatura ambiente.
  14. Después, guardar en el frigorífico hasta el momento de tomar.
  15. En el momento de servirlo, espolvorear azúcar moreno y caramelizarlo con un soplete.
Tamara Fernández

Tamara Fernández

Periodista en potencia y amante de la comunicación. Me encanta viajar, conocer rincones recónditos acompañada siempre de mi móvil y de un buen libro. Apasionada de la nutrición y la gastronomía y buscando siempre nuevos sabores y experiencias para el paladar. Creciendo como profesional y como persona día a día.

Continúa leyendo