Vídeo de la semana

Trufas de chocolate: el dulce perfecto para estas Navidades

Aprende a preparar estas deliciosas bolitas de chocolate. ¡Gustarán a todo el mundo!

trufas chocolate
iStock

Cremosas, compactas, refrescantes, suaves y sobre todo, muy dulces. Las trufas de chocolate son uno de esos pequeños manjares que gustan a todo el mundo y que funcionan como postre perfecto en infinidad de ocasiones. Aunque si hay un momento del año en el que estas bolitas de cacao brillan por sí mismas, ese es sin dudas, en Navidad.

Más allá del turrón, de los polvorones y de los mazapanes, las trufas de chocolate son perfectas para rematar una cena o comida de Navidad por todo lo alto. ¡Y lo mejor de todo es que son muy fáciles de preparar! De hecho solo se necesitan 3 ingredientes (y 30 minutos) para elaborar estas delicatessen. ¿Quieres probar suerte en la cocina? ¡Toma nota de esta receta!

Ingredientes:

  • 200 gramos de chocolate negro
  • 140 gramos de nata líquida para montar
  • Cacao en polvo
  • Una vaina de vainilla (opcional)

Cómo hacer trufas de chocolate

Para empezar pon la nata líquida en un cazo y caliéntala a fuego bajo. En este paso puedes añadir al cazo, si quieres, una vaina de vainilla para aportar un sabor más suave a la receta. Mientras tanto, pica o tritura el chocolate. Cuanto más picado esté, más rápido -y mejor- se fundirá después.

trufas de chocolate en navidades
iStock

Coloca los trocitos de chocolate en un recipiente grande resistente al calor, y a continuación añade la nata caliente al bol, muy despacio. Después de un par de minutos, remueve la mezcla hasta que el chocolate se funda por completo con la nata.

Cuando la crema esté uniforme homógenea y sin grumos o burbujas, tapa el bol con papel film y guárdarlo en la nevera. Llegados a este paso deberás esperar al menos dos o tres horas para que la mezcla se enfríe por completo.

Pasado este tiempo, ¡ya puedes preparar las trufas! Saca el bol de la nevera y prepara pequeñas bolitas de chocolate dándoles forma con las manos. Rebózalas con el cacao en polvo y después de sacudirlas, para retirar el exceso, colócalas en un bol limpio. ¡Y a disfrutar de ellas! Puedes decorarlas con azúcar glass, coco o almendras ralladas, virutas de chocolate… o incluso con sirope, si te pierde el sabor dulce.

Puedes tomar las trufas como postre, acompañadas de un buen café, de un licor, de un té o incluso de una copita de vino blanco o champán. ¡Tú eliges! Serán la guinda perfecta a un buen festín de Navidades.

También te puede interesar:

Continúa leyendo