Cocina -- Postres

Los mejores postres para el verano

Pocas cosas gustan más en la cocina y en la gastronomía en general que la repostería o la elaboración de postres. De hecho, puede que no conozcas ni a una sola persona que pueda resistirse a ellos. Y es que un plato dulce, sabroso y reconfortante, si está bien preparado, puede convertirse en el colofón perfecto a una buena comida o cena. Es difícil decir que no a un postre apetitoso…

Y en pleno verano, con unas temperaturas que superan los 35 grados fácilmente y un calor sofocante, comer un postre fresquito después de la comida principal del día puede ser la mejor opción para mantenernos hidratados y evitar pasar calor. Ahí está, como ejemplos claros y naturales, la sandía o el melón. Sin embargo, hay otros muchos postres más elaborados que podemos tomar en estas fechas y a cualquier hora del día (también para desayunar o para merendar a media tarde): desde hojaldres hasta tartaletas, pasando por los clásicos helados o bizcochos, macedonias de frutas, puddings o pasteles.

Elaborar postres resulta, por lo general, muy sencillo, aunque es común que a veces los platos no nos queden como esperamos porque cometemos errores cuando los preparamos. No medir las cantidades justas y elaborar la receta a ojo, saltarse pasos a propósito pensando que podemos hacerlo sin que pase nada, no utilizar ingredientes a temperatura ambiente o no respetar los tiempos que el plato necesita para enfriarse en la nevera una vez elaborado son algunos de los más comunes y que todos hemos cometido alguna vez, que pueden dar al traste con nuestras intenciones.

Por suerte, te traemos una lista de recetas de postres sencillas y fáciles de seguir, para que este verano puedas preparar creaciones apetitosas y vistosas, dulces y que te encantará probar después de comer. Si aprovechando el buen tiempo invitas a la familia o a unos amigos a comer y les sorprendes con uno de estos postres, seguramente quedarán encantados y con muchas ganas de volver pronto. Hojaldre de albaricoques, helado de pistacho casero, cheescake, tartaleta de manzana, polos de sabores… ¿Cuál de ellos te apetece probar?