Bizcocho al aceite de oliva

Descubre el nuevo mejor aliado del bizcocho, el aceite de oliva, este le da un sabor y una textura diferente a la vez que delicioso. Un bizcocho diferente y único que alegrará tu mesa.

Ingredientes:

  • 200 g de harina de fuerza
  • 250 g de azúcar blanco
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • 3 huevos grandes
  • 3 limones
  • 30 g de piñones
  • 1 dl de aceite de oliva virgen
  • 1 cucharada de harina
  • 1 cuch. de aceite (para engrasar el molde)
  • 3 pizcas de sal.
Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 45 minutos
Económica
6 comensales
Tipo de receta: Huevos
Light

Elaboración:

  1. Batir 150 g de azúcar con las yemas de los huevos, hasta que se blanqueen.
  2. Incorporar el aceite de oliva, la ralladura y el zumo de un limón.
  3. Agregar la harina y la levadura.
  4. Montar las claras a punto de nieve con 3 pizcas de sal.
  5. Incorporar las claras batidas a la masa.
  6. Verter en un molde de cake previamente engrasado con un poco de aceite y enharinado.
  7. Cocer en el horno precalentado a 150 ºC unos 40 minutos.
  8. Hervir 2 dl de agua con el resto del azúcar, el zumo de los limones restantes y sus pieles cortadas en tiritas muy finas.
  9. Desmoldar el bizcocho en una rejilla colocada sobre un plato y rociarlo con el almíbar. Recuperar éste del plato y verterlo de nuevo en el bizcocho.
  10. Dejar enfriar durante unos minutos.
  11. Cortar en rebanadas.
  12. Servir con los piñones dorados en una sartén y juliana de limón.

Consejos para elaborar tus bizcocho con aceite de oliva:

Un buen bizcocho casero, a la hora de la merienda o en el desayuno, es una delicia. Aunque de siempre es sabido que la repostería casera es mucho más saludable que la industrial, no debes abusar de ella pues también es calórica y está cargada de grasas y azúcares.

La repostería industrial a menudo tiene muchos colorantes, conservantes y aditivos, es más calórica y el sabor y la textura no es nada comprable con un buen dulce casero. Sin embargo, como ya hemos dicho anteriormente, no es nada recomendable pasarse de la raya con la repostería artesana, aunque por darse un capricho de vez en cuando no pasa absolutamente nada.

Consejos para hacer bizcochos más saludables:

Opta por ingredientes de buena calidad, es decir, si tu bizcocho va a ser de chocolate, opta por una buena marca y si es de un alto porcentaje de cacao mejor. Este tendrá menos azúcares y calorías que los de menor porcentaje o que el chocolate con leche.

A la hora de incluir frutas para tus dulces escoge siempre frutas naturales y de temporada, descarta siempre las frutas en almíbar pues estas tienen un alto contenido de azúcar. Al igual que las confituras y mermeladas industriales, descártalas de tus dulces o haz tus propias mermeladas y confituras caseras reduciendo al mínimo la cantidad de azúcar que usas para prepararlas.

Elimina la margarina y la mantequilla de tus postres, en su lugar remplázalas por un aceite de oliva de sabor suave, que es mucho más sano, ya que es fuente de grasas saludables. Además, le dará un sabor más peculiar, diferente y jugoso.

El azúcar es el endulzante predominante por excelencia, pero se puede sustituir por un edulcorante apto para repostería, que hará que el dulce no sume más calorías de la cuenta.

Continúa leyendo nuestras recetas...