Bizcocho glaseado de limón

Un postre rápido y fácil de hacer. El glaseado que te proponemos le da un toque cítrico que te encantará. Conseguirás convertir un bizcocho básico en un postre perfecto para acabar una comida.

Ingredientes:

  • 225 g de harina
  • 175 g de mantequilla
  • 175 g de azúcar
  • 3 huevos medianos
  • La ralladura de 1 naranja
  • 1 cucharada de zumo de naranja
  • 50 g de nueces peladas y picadas
  • Una pizca de sal
  • Harina de fuerza
  • Mantequilla para engrasar el molde.

Para la cobertura:

  • 225 g de azúcar glas
  • 3 cucharadas de zumo de naranja natural.
Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 60 minutos
Económica
6 comensales
Vegetarianos

Elaboración:

  1. Derretir la mantequilla y batirla con el azúcar hasta que se blanquee.
  2. Incorporar los huevos despacio, uno a uno y sin dejar de batir.
  3. Añadir la ralladura de la naranja y la mitad de la harina tamizada con la sal y seguir batiendo hasta que se integre.
  4. Mezclar, añadir el resto de la harina y la cucharada de zumo.
  5. Volver a mezclar con suavidad.
  6. Agregar las nueces picadas y peladas y mezclar con movimientos envolventes.
  7. Engrasar y enharinar un molde con mantequilla y harina.
  8. Rellenarlo con la preparación.
  9. Alisar la superficie, procurando dejar la parte del centro un poco más hundida.
  10. Cocer durante al menos una hora en el horno precalentado a 180 ºC.
  11. Dejar reposar al menos diez minutos antes de desmoldar.
  12. Dejar enfriar sobre una rejilla.
  13. Para la cobertura, colar el zumo de naranja y mezclarlo con el azúcar glas, removiendo bien para que no se formen grumos.
  14. Calentar y cubrir con ella el bizcocho.
  15. Dejar enfriar, emplatar y servir.

Más información sobre este bizcocho glaseado de limón:

Si eres una persona adicta a los bizcochos y quieres darle un toque diferente a uno clásico, esta es tu receta. El glaseado de limón le da un punto cítrico y una ligera acidez que combina a la perfección con las notas más dulces del bizcocho

¿Qué es el glaseado?

El glaseado es una técnica culinaria muy socorrida en la repostería. Se trata de echar por encima de los alimentos (dulces en su mayoría) una capa dulce y brillante. Es muy fácil de realizar ya que solo necesitas un poco de agua o algún tipo de líquido (zumo, leche, nata...) y azúcar glas, en este caso hemos utilizado unas gotas de zumo de limón, pero también es muy clásico el glaseado de naranja. El glaseado quedará más o menos blanco y sólido en función de la cantidad de líquido que añadas, así que lo puedes ajustar a tus gustos sin ningún problema.

Cómo hacer bizcochos jugosos y que no se peguen

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de elaborar tus bizcochos es la cantidad de los ingredientes. Para este tipo de dulce es importante que no improvises con los ingredientes ni con las cantidades y que sigas al pie de la letra la receta.

A la hora de escoger el molde, nuestra recomendación es que optes por moldes de metal, ya que distribuyen mucho mejor el calor que los que están fabricados con otros materiales. Así evitarás que tu bizcocho se haga demasiado por algunas zonas y se quede crudo por otras. Recuerda que debes engrasar el molde previamente con mantequilla y luego espolvorearle una capa fina de harina con un colador, así no se pegará tu bizcocho.

Y para terminar, puedes conseguir un plus de jugosidad añadiendo un glaseado, como hacemos en este caso. ¡El resultado te encantará!

Continúa leyendo nuestras recetas...