Galletas de chocolate tipo brownie

Una receta dulce deliciosa ante la que resulta muy pero que muy difícil resistirse en cualquier momento.

Ingredientes:

iStock
iStock
  • Las galletas más marrones
  • 115 gramos de mantequilla sin sal
  • 115 gramos de chocolate negro sin azúcar, picado
  • 190 gramos de azúcar morena
  • 25 gramos de azúcar granulada
  • 2 huevos grandes
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Media cucharadita de bicarbonato de sodio
  • Media cucharadita de sal fina
  • 45 gramos de cacao en polvo sin azúcar
  • 130 gramos de harina de trigo
  • 115 gramos de chisps de chocolate negro o de tableta picada en trozos pequeños
Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
6 comensales
Tipo de receta: Chocolate

Elaboración:

  1. Derrite la mantequilla y el chocolate sin azúcar juntos. Se puede hacer a fuego muy lento y revolviendo constantemente y también el micro a ráfagas de calor de 30 segundos, revolviendo entre cada tanda y sacando la mezcla cuando el chocolate no esté derretido del todo.
  2. Bate los azúcares con la mantequilla derretida y el chocolate. Mezcla muy bien.
  3. Añade a continuación los huevos de uno en uno. Entre medias, sigue mezclando.
  4. El siguiente ingrediente a sumar a la mezcla es la vainilla. Una vez integrada, echa el bicarbonato y la sal.
  5. Con todo bien integrado hasta este momento, es la hora del cacao en polvo. Es recomendable tamizarlo para evitar los grumos.  Mezcla bien y repite la acción con la harina, tamizándola también. Si no sabes cómo hacerlo, puedes utilizar un colador grande que apoye sobre la parte superior del bol en la que estés trabajando la mezcla.
  6. Agrega los chips o trozos de chocolate y revuelve hasta que se combinen.
  7. Deja que la masa repose media hora en la nevera tapada con film para evitar olores y una vez fríos ayúdate de una cuchara para hacer la forma de las galletas.
  8. Precalienta el horno a 175 ºC) y prepara una bandeja de horno con papel especial para este electrodoméstico.
  9. Las galletas son pequeños montículos que puedes hacer una cuchara grande o poniendo dos pequeñas por galleta y haciendo la forma. No tienen que estar perfectas, ¡son caseras! Eso sí, es importante dejar espacio entre cada una porque pueden pegarse al crecer.
  10. Hornea 11 minutos o 12 minutos. Saldrán blandas, no te preocupes, es lo normal.
  11. Puedes tomarlas calientes, con el chocolate derretido todavía, o esperar a que se templen y tomarlas tipo cookies, ya endurecidas de nuevo.

Aguantan muy bien en un recipiente hermético durante varios días, y también puedes hacer la masa y dejarla unos días en la nevera antes de hacer la forma de las galletas y hornearlas. Además, puedes cambiar los chips de chocolate negro por unos de chocolate blanco si tu pecado dulce favorito es la mezcla de los “dos chocolates”. 

Continúa leyendo nuestras recetas...