Galletas shortbread con doble horneado

Esta es una de receta de las típicas galletas escocesas elaboradas sin levadura, con mantequilla y harina de trigo.

Ingredientes:

Pexels
Pexels
  • 170 gramos de mantequilla sin sal, derretida y aún tibia
  • 85 gramos de azúcar
  • Una cucharadita de extracto de vainilla o las semillas de media vaina de vainilla
  • Dos pizcas de sal
  • 250 gramos de harina de trigo para todo uso
  • Azúcar gruesa para espolvorear
Tiempo de preparación: 10 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos
6 comensales

Elaboración:

  1. Cubre un molde rectangular para hornear que se pueda desmoldar su fondo con papel especial.
  2. En un bol mediano, combina la mantequilla derretida con el azúcar, la vainilla en una u otra forma y la sal. Ten paciencia para que todo se integre muy bien.
  3. Añade la harina tamizada y mezcla hasta que se incorpore.
  4. Da palmaditas a la masa para trabajarla mínimamente y esparce la mezcla uniformemente en el molde.
  5. Deja reposar la masa durante al menos 2 horas, o toda la noche. No hace falta que sea en la nevera.
  6. Una vez reposada la masa, coloca una rejilla en el tercio inferior del horno y precaliente el horno a 150 grados.
  7. Hornea el bizcocho de mantequilla durante 40 a 45 minutos, hasta que los bordes apenas estén dorados.
  8. Retira el molde del horno, dejando el horno encendido. Espolvorea ligeramente la superficie del bizcocho con azúcar. Deja enfriar el bizcocho durante 10 minutos.
  9. Retira el bizcocho del molde teniendo cuidado de no romperlo. Usa un cuchillo fino y afilado, o un cuchillo de sierra afilado, para cortarlo en "dedos" alargados, cuñas o cuadrados.
  10. Coloca los trozos ligeramente separados en una bandeja para hornear forrada con papel de horno y hornea durante otros 15 minutos más. Deja enfriar las galletas de mantequilla en una rejilla.
  11. Una vez atemperadas, estarán listas para ser consumidas. Son ideales para la hora del café. Se pueden conservar unos días en un recipiente hermético. 

El grosor ideal de las galletas shortbread es de 2 centímetros pero no hace falta ser exactos. Es una medida aproximada. Si no disponéis de un molde rectangular, también se hacen con forma redonda o en un molde redondo grande y luego dando forma de triángulos a las galletas. Y si no queréis usar harina de trigo, originalmente se usaba de avena, y hay quien utiliza otros tipos, de maíz por ejemplo. En cualquier caso, la clave es que no llevan huevo ni levadura, por lo que el resultado es una masa grumosa y quebradiza muy particular. Están buenísimas, que es lo importante, aunque son un dulce con una altísima cantidad de grasa. Conviene tener esto en cuenta para limitar su consumo.

También te puede interesar:

Continúa leyendo nuestras recetas...

#}