Ganache de chocolate: receta sencilla y usos

Ideal para rellenos, coberturas y para la elaboración de trufas, el ganache de chocolate es una preparación tan deliciosa como exquisita, fácil de elaborar y verdaderamente simple.

Ingredientes:

  • 300 g de chocolate negro fondant (52%)
  • 150 g de nata líquida (mínimo 35% de grasa)
Tiempo de preparación: 10 minutos
Tiempo de cocción: 10 minutos
4 comensales
Tipo de receta: Chocolate

Elaboración:

  1. Comenzaremos troceando el chocolate negro fondant en un cuenco, o en una cacerola. Reserva.
  2. Vierte la nata líquida en una cacerola, y calienta en el fuego hasta que casi comience a hervir. Si no deseas hacerlo así, también puedes optar por el microondas. Para ello solo tienes que verter la nata líquida en un cuenco grande y calentar en el microondas, sin que llegue a hervir.
  3. Vierte ahora la nata sobre el chocolate troceado, y deja que repose durante cinco o seis minutos.
  4. A continuación, con la ayuda de unas varillas, mezcla bien. Es conveniente hacerlo despacio primero, para luego mezclar con un poco más de energía. Así hasta que obtengas una mezcla lo más homogénea y brillante posible.

¿Qué hacer si la ganache de chocolate se corta?

Puede ocurrir que la ganache de chocolate se corte, ya que en realidad consiste en una emulsión de una grasa en agua, de la misma manera que sucede con la mayonesa. Cuando la ganache de chocolate se corta es común observar que el líquido se separa de la parte sólida.

Pero no te preocupes, esto no significa que debas tirarla por el fregadero y tengas que volver a hacer otra de nuevo. Solo tienes que calentar un par de cucharadas de nata líquida en el microondas, y una vez caliente, verterla poco a poco en la ganache cortada, sin dejar de remover. Así hasta conseguir que vuelva a integrarse de nuevo. 

Cómo usar la ganache de chocolate

Existen algunos usos verdaderamente deliciosos para nuestra ganache de chocolate. En la mayoría de las ocasiones se utiliza en forma líquida, para verterla sobre bizcochos o tartas, o bien hacerla un poco más densa y utilizarla como relleno. O también se utiliza para la elaboración de exquisitas trufas. Así, dependiendo del uso que prefieras, a continuación te proponemos algunos consejos básicos:

  • Para verter sobre bizcochos, tartas y pasteles. Se requiere un ganache de chocolate algo más fluido. Solo tienes que utilizar 1 parte de chocolate negro y 2 parres de nata líquida.
  • Como cobertura y relleno para bizcochos y tartas. Si es así, es necesario que el ganache de chocolate sea algo más denso. Lo ideal es usar un mínimo de 2 partes de chocolate negro y 1 parte de nata líquida. Aunque si prefieres una opción algo más fluida, puedes optar por 1 parte de chocolate negro y 1 parte de nata líquida. Para el relleno, lo ideal es montarla un poco después de refrigerarla en nevera. Es una opción única a la hora de conseguir un relleno mucho más suave y ligero.
  • Para trufas. La proporción debe ser algo mayor, dado que es necesaria una ganache muchísimo más sólida. Así, la proporción ideal debe ser un mínimo de 2 partes de chocolate negro y 1 parte de nata líquida. A la hora de elaborarlas es necesario dejarla enfriar bien, para luego montarla.

Dependiendo del sabor que desees que tenga la ganache, es posible utilizar otros tipos de chocolate. Por ejemplo, si prefieres una ganache con verdadero sabor a cacao, lo ideal es utilizar solo chocolate negro, ideal para disfrutar de una ganache ligeramente más amarga.

No obstante, para una ganache semidulce, lo ideal es utilizar chocolate con leche e incluso combinarlo con un poco de chocolate blanco. A la vez que, para conseguir que se vuelva algo más suave, lo ideal es añadir un poco más de nata líquida.

¿Y cómo hacer ganache de chocolate negro vegano?

¿Sabías que también es perfectamente posible elaborar un ganache de chocolate vegano? En esta ocasión, se puede sustituir la nata líquida por leche de coco. Su textura, incluso, será aún más deliciosa y suave. Toma nota.

  • Ingredientes: 450 g de chocolate negro vegano (sin lácteos), 1 lata de leche de coco (no ligera) y ½ cucharadita de vainilla.
  • Preparación: Trocea el chocolate negro en un cuenco, reserva. En una cacerola a fuego medio-alto caliente la leche de coco hasta que empiece a burbujear. Vierte la leche de coco caliente sobre el chocolate negro picado, y deja que repose -sin remover- durante 5 minutos. Pasado este tiempo, bate el chocolate negro con la leche de coco hasta que esté suave y brillante. Añade el extracto de vainilla y remueve hasta que se incorpore bien. ¡Listo! Puedes usarlo ligeramente frío o tibio.
Christian Pérez

Christian Pérez

Editor de Gaia Media Magazines y creador de revistas como Natursan, Vegveggies o Saludablementebien. Creador de contenidos especializado en nutrición, lifestyle y salud. Y lo más importante: Papá de 2 niñas

Continúa leyendo nuestras recetas...

#}