Granizado de limón con grosellas

Un granizado perfecto para el verano con todo el frescor del limón. ¡Te encantará!

Tiempo de preparación: 10 minutos
Económica
3 comensales
Tipo de receta: Fruta
Light
Vegetarianos
Sin gluten

Ingredientes:

  • 2 limones
  • 150 g de azúcar
  • 2 bandejas de cubitos de hielo
  • 150 g de grosellas
  • 1 manzana
  • unas hojas de menta fresca.

Elaboración:

  1. Pelar los limones ‘a lo vivo’  (dejarlos sin nada de piel blanca) y retirarles las pepitas.
  2. Pelar, descorazonar y trocear la manzana.
  3. Poner en el vaso de la batidora  los limones, el azúcar, la manzana y  los cubitos de hielo.
  4. Triturar durante  4 minutos.
  5. Pasar la mezcla a un  recipiente poco profundo y meter en  el congelador durante 4 horas. 
  6. Remover el granizado, raspando con un tenedor varias veces  durante ese tiempo.
  7. Lavar y secar las grosellas.
  8. Disponer el granizado en unas copas;  añadir unas grosellas y remover.
  9. Adornar con más grosellas y servir.

Así se prepara el granizado perfecto:

Los granizados caseros son una alternativa muy sana a los helados cremosos con alto contenido en grasa y en azúcares. La diferencia principal es su alto nivel de agua en forma de hielo, lo que te permitirá mantenerte hidratado y saciarte. Si lo que te importan son las calorías, podrás acudir a los granizados para saciarte sin añadir excesivas calorías a tu cuerpo.

Este granizado casero es muy fácil de preparar: contiene muy pocos ingredientes y los pasos a seguir son muy básicos. En cambio el resultado es un postre o tentempié lleno de sabor y completo que sorprenderá a tus invitados.

Para que tu granizado quede perfectamente mezclado es esencial que lo remuevas cada poco una vez esté dentro del congelador, con la ayuda de un tenedor. Lo ideal es batirlo cada 30 minutos para romper el hielo y conseguir la consistencia propia de un granizado. Además, cuando lo sirvas, hay que mezclar bien todos los ingredientes para que estén integrados.

Como con cualquier otro postre, la cantidad de azúcar que añades puede variar en función de tus gustos personales. Si no eres muy fan del dulce en exceso, puedes reducir o eliminar por completo los gramos indicados en la lista de ingredientes. Puedes disfrutar del sabor natural que le aporta al granizado el limón, la manzana y las grosellas enteras.

Una bebida cargada de nutrientes:

 

La esencia principal de este granizado la aporta la pulpa del limón. Con los dos limones que se le añaden, no solo estamos consiguiendo acidez, sino un aporte extra de vitamina C y de calcio. El calcio es un mineral fundamental para el cuidado de tus huesos y para prevenir enfermedades como la osteoporosis. El consumo de limón, también te ayudará en tu lucha con el colesterol y contra la poliartritis inflamatoria o la artritis reumatoide. 

Introducir la manzana en tu dieta habitual te ayudará a potenciar el efecto hidratante que ya de por sí tiene el granizado. La manzana está compuesta en un 80% de agua. Además, contiene pectina, un tipo de fibra que contribuye a disminuir la sensación de apetito y que también controla los niveles de colesterol.

Las grosellas negras son una importante fuente de vitamina C: por cada 100 gramos de esta fruta, estamos aportando a nuestro cuerpo 170 miligramos de vitamina C.

Continúa leyendo nuestras recetas...