Granizado de piña y coco

Si quieres disfrutar del sabor de estas frutas tropicales, tienes que preparar este refrescante granizado.

Tiempo de preparación: 45 minutos
Económica
3 comensales

Ingredientes:

Para el granizado:

  • 500 g de pulpa limpia de piña fresca y natural
  • 400 g de leche de coco (suele ser una lata)
  • 50 g de azúcar.

Para las tulipas:

  • 50 g de azúcar glas
  • 30 g de harina de repostería
  • 25 g de mantequilla blanda
  • 1 clara de huevo
  • 1 cucharada de coco rallado.

Elaboración:

  1. Primero preparar el granizado.
  2. Batir los ingredientes en la túrmix hasta que quede bien triturado.
  3. Pasar a un recipiente de plástico tipo tupper y meter en el congelador 4 horas.
  4. Remover cada 30 minutos y volver a congelar de 3 a 4 horas.
  5. Para hacer las tulipas, batir la mantequilla con el azúcar.
  6. Agregar la harina y el coco rallado y mezclar.
  7. Incorporar la clara batida.
  8. Precalentar el horno a 150 ºC.
  9. Colocar unas cucharadas de masa en una placa antiadherente y extenderlas con el dorso de una cuchara (dejar capas finas).
  10. Cocer en el horno unos 5 minutos hasta que la masa se dore.
  11. Sacar y pasarla a un molde o a una taza invertida para que al enfriarse adquiera la forma de tulipa.
  12. Retirarlas del molde y dejar que se enfríen sobre una rejilla.
  13. Al servir, depositar 3 bolas pequeñas de granizado en cada tulipa y decorar al gusto (no rellenes las tulipas con mucha anticipación; la humedad las ablanda).

Más cosas sobre este granizado:

El coco es una de las frutas con más propiedades para tu salud. En esta receta, se usa leche de coco. En realidad la leche de coco no es leche al uso, sino el líquido resultante de tratar la pulpa de este fruto.

Entre sus beneficios se encuentra su poder saciante e hidratante, gracias a la cantidad de agua que tiene. Este líquido está repleto de vitaminas  y minerales. El coco aporta a tu cuerpo minerales como el selenio, el zinc, que tienen propiedades antioxidantes. Además esta fruta tiene vitamina C, ideal para la salud de tus huesos, vitamina B1, para el sistema nervioso y  B3 para ayudarte a reducir el colesterol.

La leche de coco, procedente de la pulpa, ayuda a eliminar bacterias y a reforzar el sistema inmunológico. Esto se debe a su contenido en ácido láurico.

Este granizado también tiene pulpa de piña, lo que le da textura y sabor al postre. Al usar la pulpa de la fruta no perderás ninguna propiedad nutricional. Uno de los beneficios más conocidos de la piña es su poder para facilitar la correcta digestión. La piña tiene bromelina, una enzima que ayuda al aparato digestivo a hacer su función eficazmente.

Si quieres que tu sorbete quede perfecto, una vez metido en el congelador remuévelo cada media hora con la ayuda de un tenedor. De esta forma los sabores estarán mezclados  y tendrá un sabor homogéneo. El azúcar que se le añade sirve para darle cremosidad a la mezcla: cuanto más azúcar menos textura helada tendrá. Si el sabor a coco y a piña te parecen suficientemente dulces, puedes  eliminar el azúcar de la preparación o sustituirlo por otro edulcorante.

 

Continúa leyendo nuestras recetas...