Helado cremoso de pistachos

Si tú también eres adicta al sabor de este fruto seco, no te pierdas esta receta. ¡Este dulce te va a encantar!

Ingredientes:

  • 750 ml de leche
  • 6 yemas de huevo
  • 300 g de azúcar
  • 100 g de pistachos pelados
  • 1 cucharada de pasta de pistachos.
Tiempo de preparación: 15 minutos
Económica
4 comensales
Tipo de receta: Frutos Secos

Elaboración:

  1. Llevar la leche a ebullición.
  2. Añadir 100 g de azúcar y la pasta de pistachos.
  3. Mezclar, retirar del fuego y dejar en infusión durante 10 minutos.
  4. En una cazuela aparte, batir las yemas y 100 g de azúcar con las varillas hasta que la preparación se blanquee.
  5. Verter encima la leche en hilo fino, sin dejar de batir.
  6. Poner la cazuela al baño María a fuego bajo y seguir removiendo hasta que la crema nape el dorso de una cuchara.
  7. Retirar del fuego y pasar por el chino.
  8. Triturar 70 g de pistachos y añadir a la crema preparada, mezclar bien y dejar enfriar del todo.
  9. Poner en funcionamiento la heladera, verter la crema en la cubitera y esperar entre 30 y 40 minutos hasta que se cuaje.
  10. Si no tienes heladera, meter en el congelador durante 8 horas, removiendo de vez en cuando.
  11. Antes de servir, trocear los pistachos restantes y repartirlos por encima.

Más información sobre esta crema helada de pistachos:

Este helado es muy sencillo de preparar y con él conseguirás un resultado que te hará adicta a los helados caseros.  No te preocupes si no tienes una heladera en casa, nosotros te explicamos cómo hacer que quede perfecto sin necesidad de comprar ningún aparato nuevo.

Una vez metida la mezcla en el congelador, mueve la masa cada 30 minutos durante las primeras cuatro horas con la ayuda de un tenedor o de unas varillas. Este paso se hace para que todos los ingredientes se integren homogéneamente y se rompan los indeseables cristales de hielo. Si sigues estos pasos, el helado resultante será extremadamente cremoso a cada bocado.

Los pistachos son unos de los frutos secos con más propiedades para tu salud. Entre ellas se pueden destacar los antioxidantes, como la luteína, el gama-tocofeno o la zeaxantina. Además este ingrediente adictivo está cargado de vitamina A, vitaminas B2 y vitamina E.

Si tienes colesterol, el pistacho es tu aliado porque tiene grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas (grasas buenas), lo que ayuda a reducir los niveles de colesterol. Los pistachos, además,  son ricos en fibra, algo que contribuye a que regules tu tránsito intestinal. También contienen minerales como el hierro, cinc, selenio, cobre y magnesio. Toda una bomba de nutrientes para subir las defensas de tu cuerpo.

Recuerda que un helado es más cremoso cuanta más grasa tenga. Por eso la leche que hemos seleccionado para esta receta es leche entera. Como en todas nuestras propuestas, siempre puedes reemplazar los ingredientes por los que más te convengan. En este caso puedes añadir leche sin lactosa o leches vegetales.

Esta receta tiene 100 gramos de azúcar. Cuanta más azúcar lleve el helado más untuoso será. Por eso tienes que elegir entre comer un helado con más hielo o decantarte por la cremosidad y el azúcar. Si quieres una alternativa, añade un chorro de miel a la mezcla, un anticongelante natural perfecto para endulzar mientras aporta cremosidad. 

Continúa leyendo nuestras recetas...