Semifrío de turrón e higos

El tradicional semifrío italiano con el toque dulce de los higos. ¡No te lo pierdas!

Tiempo de preparación: 45 minutos
Económica
3 comensales
Tipo de receta: Fruta

Ingredientes:

  • ½ litro de nata
  • 5 yemas de huevo
  • 5 claras
  • 150 g de azúcar
  • 1 bote de mermelada de higos
  • 200 g de turrón de Jijona
  • 1 cucharadita de maicena
  • 1 cucharadita de vinagre de vino blanco
  • una pizca de sal.

Elaboración:

  1. Forrar un molde rectangular con film de cocina dejando sobresalir un poco por los bordes.
  2. Batir las yemas con 75 g de azúcar con la batidora eléctrica.
  3. Primero sobre un bol con agua caliente -tipo baño María.
  4. Después de unos minutos seguir batiendo lejos del agua caliente hasta doblar en volumen.
  5. Añadir el turrón desmenuzado y mezclar hasta incorporarlo en el batido.
  6. Montar las claras con una pizca de sal, agregando el vinagre mezclado con la maicena y el resto del azúcar mientras se montan.
  7. Cuando están a punto de nieve, y muy firmes, incorporar suavemente la preparación de turrón.
  8. Montar la nata y agregarla con cuidado para que no se baje.
  9. Añadir 6 cucharadas de mermelada de higos.
  10. Pasar al molde y reservar en el congelador 6 horas como mínimo.
  11. En el momento de servir, desmoldar y verter un poco más de mermelada de higos por encima.

Así se prepara el semifrío de turrón e higos perfecto:

El semifrío es un célebre postre italiano con textura espumosa. Recibe esta textura por la unión de una parte de helado y otra de nata montada. Esta receta reinventa la preparación tradicional italiana al añadirle turrón e higos, una versión perfecta para los paladares más golosos.  Además, es ideal para refrescarse en verano mientras se disfruta de todo el sabor del turrón.

Para preparar el semifrío hay que añadirle nata montada. Uno de los mejores consejos para conseguir que tu nata quede de 10 es que se encuentre bien fría en el momento justo de montarla y que también lo estén tanto el bol como las varillas que vayas a utilizar en el proceso.  Lo ideal es que esté a una temperatura de entre 5 y 10 grados. Otro truco es que la nata que escojas tenga un porcentaje de grasa mínimo de 35 %.

Para montar la nata usa unas varillas eléctricas o unas varillas tradicionales. Los movimientos que utiliza las varillas permiten que entre aire a la mezcla y que se monte fácilmente. Y ten mucho cuidado con la potencia a la que las montas, si te pasas, se cortará y tendrás una deliciosa mantequilla casera.

Uno de los mejores trucos para hacer las claras a punto de nieve es añadirles una pizca de sal y hacerlo en un recipiente que no tenga nada de grasa y que esté perfectamente limpio. Como tenga cualquier resto, no las montarás. Para ello puedes usar tanto varillas eléctricas como varillas manuales.  Una vez montadas las claras, utiliza una espátula para incorporar  la mezcla a otro. Para que no pierdan la textura hazlo de abajo a arriba. De esta forma no se perderá el aire y tendrás las claras perfectas para tu postre. Las claras estarán listas cuando al dar la vuelta al bol, no caiga absolutamente nada a la encimera.

Si te parece que el turrón y los higos aportan suficiente dulzor a tu postre, puedes reducir o eliminar la cantidad de azúcar que aparece en la lista de ingredientes.

Continúa leyendo nuestras recetas...