Sorbete de mango con granizado de limón y menta

Los postres ligeros y refrescantes son un perfecto broche final para cualquier comida.

También te puede interesar:
Tiempo de preparación: 30 minutos
Económica
3 comensales
Tipo de receta: Fruta
Light
Vegetarianos
Sin gluten

Ingredientes:

  • 2 mangos
  • 2 limones grandes
  • 1 cucharada de hojas pequeñas de menta
  • 1/2 litro de agua
  • 1 1/2 cucharada de edulcorante líquido
  • 1 sobre de stevia (edulcorante natural).

Elaboración:

  1. El día anterior, pelar los mangos y cortar la pulpa de cada pieza en trozos grandes. Envolver con papel film y congelar 12 horas.
  2. Pelar los limones, cortarlos en cuatro y triturar en la túrmix junto con el edulcorante líquido y el agua. Colar, desechando la pulpa y los hollejos y presionando para obtener todo el jugo. Apartar cuatro cucharadas del jugo y mezclar el resto con las hojas de menta. Verter en un recipiente de cristal o plástico, tapar y reservar en el congelador 12 horas.
  3. En el momento de servir, colocar los trozos helados de mango en la túrmix y triturar bien hasta formar un puré homogéneo. Con la ayuda de un tirabolas para helado, disponer una bola de sorbete de mango en el centro de cada copa.
  4. Verter la preparación de limón en la túrmix y triturar hasta formar un granizado; colocarlo alrededor del mango.
  5. Verter una cucharada del jugo de limón reservado en cada copa y servir.

Trucos para preparar un sorbete delicioso:

El mango es una de las frutas preferidas para consumir en los meses de verano. Engancha a todos los paladares tanto por su dulzor como por las numerosas propiedades que tiene para la salud. Cuando hablamos de mango, automáticamente pensamos en una fruta exótica. A pesar de eso, cuidades de España con clima cálido se han hecho expertos en el cultivo de esta fruta.

Si quieres preparar tu receta y que quede perfecta, apunta los  mejores trucos para hacerte con un mango maduro: observa si la piel tiene pequeñas motas marrones, un indicativo bastante fiable de su madurez.

Un mango verde no siempre nos indica que no esté maduro, por eso nunca te fijes en esto para decantarte por una pieza u otra. Hay muchas variedades de esta fruta que son verdes aunque estén maduros. Otro factor en el que te puedes fijar es en el olor: un mango maduro siempre tendrá un olor dulce. El mango te aporta energía, agua y te sacia. Por ese motivo la receta utiliza la pulpa del mango, sin perder sus propiedades.

Si no eres amante de la estevia, puedes utilizar cualquier edulcorante que se adapte a tus necesidades y a tus gustos. La miel es una buena opción, siempre que no sea ultraprocesada y  esté repleta  de azúcar. El mango es una fruta muy dulce, por eso puedes sustituir cualquier edulcorante extra y aporvechar el dulzor natural de estas piezas.

El limón que se le añade a este sorbete de mango con granizado de limón contiene una importante cantidad de vitamina C, calcio y minerales, algunos de ellos imprescindibles para fortalecer los huesos. Este postre es perfecto para saciarte, gracias a la cantidad de agua que contiene el sorbete de limón. Refrescante y lleno de sabor.

Un truco para que el sorbete sea más sabroso es mezclar y remover el hielo con el jugo de limón cada media hora, una vez metido en el congelador. De esta manera conseguiremos que los sabores se mezclen mejor. 

 

 

Continúa leyendo nuestras recetas...