Tarta helada de queso con fresas

Si eres golosa, esta refrescante y crujiente tarta de queso rematada con helado y sirope de fresas conquistará tu corazón (y tu paladar). ¡Así se prepara!

Ingredientes:

tarta de queso y fresa
iStock

Para la corteza:

  • 1 1/2 tazas de migas de galletas molidas
  • 3 cucharadas de azúcar granulada
  • 2 pizcas de sal
  • 7 cucharadas de mantequilla derretida

Para el relleno de tarta de queso:

  • 1 paquete de queso crema
  • 1 lata de leche condensada
  • 1 cucharadita de ralladura de limón
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Para la cobertura de crema batida:

  • 1 taza de crema batida o espesa
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharada de azúcar granulada

Para el sirope de fresa:

  • 500 gramos de fresas peladas y cortadas por la mitad
  • 2 cucharadas de azúcar
  • Jugo de medio limón
  • 1 cucharada de maicena
  • 2 cucharadas de agua
Tiempo de preparación: + de dos horas
6 comensales
Tipo de receta: Queso

Elaboración:

Para hacer la corteza:

  1. Precalienta el horno a 200ºC.
  2. Combina las migas de galletas, el azúcar y la sal en un tazón mediano y revuelve hasta que los ingredientes se mezclen.
  3. Agrega la mantequilla y revuelve hasta que las migas estén cubiertas de manera uniforme.
  4. Presiona la masa resultante en el fondo y los lados de un molde para pastel redondo.
  5. Hornea la masa hasta que esté ligeramente dorada, aproximadamente 10 minutos, y después métela en la nevera.

Para hacer el relleno:

  1. Bate el queso crema hasta que esté suave y esponjoso y después agrega la leche condensada.
  2. Bate la ralladura de limón y la vainilla.
  3. Vierte la mezcla final en el molde con la corteza, y deja todo enfriar durante al menos 6 horas, para que se endurezca.

Para preparar el topping con nata:

  1. Bate la nata con el azúcar y la vainilla hasta que quede suave.
  2. Extiende la crema batida sobre la tarta fría y vuelve a meterla en la nevera hasta que esté firme, durante una hora más.

Para preparar el sirope de fresa:

  1. Combina las fresas, el azúcar, el limón, la maicena y el agua en una cacerola mediana. Deja macerar todo durante 15 a 20 minutos y luego cocina los ingredientes a fuego medio-bajo, revolviendo, durante cinco minutos más.
  2. Enfría la salsa de fresa en el refrigerador hasta que la necesites.
  3. Cuando sirvas la tarta, vierte el sirope por toda su superficie. ¡Y a disfrutar de este manjar!

Continúa leyendo nuestras recetas...

#}