Tarta Tatin de manzana

Una delicia de la gastronomía francesa muy fácil de hacer y con mucho sabor. ¡Tienes que probar esta tarta!

Ingredientes:

Para la masa brisa azucarada:

  • 200 gramos de harina
  • 100 gramos de mantequilla
  • 100 gramos de azúcar glas
  • 2 yemas.

Para el relleno:

Tiempo de preparación: 45 minutos
Económica
4 comensales
Tipo de receta: Fruta
Vegetarianos

Elaboración:

  1. Pela las ocho manzanas y descorazónalas.
  2. Pon un molde al fuego bajo y añade la mantequilla y el azúcar para hacer un caramelo.
  3. Ayúdate de una espátula para que la mantequilla se derrita con más facilidad.
  4. Cuando el azúcar empiece a caramelizarse retira el molde del fuego.
  5. Coloca las 8 manzanas sobre el molde con el caramelo.
  6. Cubre las manzanas con un papel de aluminio.
  7. Hornea a 150 durante media hora.
  8. Para la masa brisa, vierte en un bol el azúcar y el harina.
  9. Mezcla y haz una fontana.
  10. En el centro coloca las yemas, la mantequilla.
  11. Añade una pizca de sal.
  12. Mezcla con ayuda de una cuerna dando pequeños golpes.
  13. Cuando tenga una textura manejable, mezcla con las manos.
  14. Estira la masa con un rodillo.
  15. Reserva en frío.
  16. Saca las manzanas de horno y deja enfriar.
  17. Cubre la tarta con la masa.
  18. Hornea con doble resistencia o función de aire 12 min hasta que la masa esté dorada.

Así se hace la tarta Tatin:

Todo sobre la tarta Tatin

La tarta Tatin es una opción ideal si quieres preparar un postre fácil y lleno de sabor. Catalina García-Germán, de la escuela de cocina The Good Food Companynos enseña cómo se hace esta tarta clásica de la gastronomía francesa que tiene como protagonista la manzana. Esta delicia tiene su origen en un hotel francés, ubicado en un pequeño pueblo al sur de Orleans, regentado por dos hermanas. Una de ellas, según una de las versiones más populares, caramelizó las manzanas que pensaba usar para un tarta y decidió taparlas con masa. La receta triunfó entre los comensales del hotel y hasta el día de hoy es un total éxito. Aunque hay diferentes versiones en las que se incluyen otras frutas, esta es la receta más tradicional.

Para preparar este postre puedes hacer la masa tú misma, tal y como indica la receta, o ahorrar un poco de tiempo y adquirir una masa brisa de supermercado, eso sí, si optas por la alternativa más rápida apuesta por una que sea de calidad, preferiblemente fresca. El primer paso es hacer el caramelo en un molde sobre la placa, pero si no tienes un molde apto para inducción, puedes hacerlo en un cazo normal y después verterlo en el molde que vas a usar para tu tarta.

Es muy importante que cuando hagas el caramelo estés pendiente de la temperatura del fuego y tengas preparados los ingredientes que necesitas a posteriori para que no se enfríe y te impida trabajar con él. Si el caramelo se te quema, es mejor que optes por hacer otro, ya que el caramelo quemado amarga se carga la tarta.

Cuando llegue el momento de desmoldarla, te recomendamos que le des la vuelta y que la dejes sin desmoldar durante un par de minutos para que pese y no se deshaga.

Continúa leyendo nuestras recetas...