Batido de fresa fácil, rápido y delicioso

Prepara un delicioso y cremoso batido de fresa para disfrutar de todo lo que esta fruta puede ofrecerte. ¡Es muy fácil de preparar y está absolutamente delicioso!

Ingredientes (para un vaso):

  • 150 gr de fresas.
  • 1 o 2 bolas de helado de vainilla.
  • 150 ml de leche.
  • Hojas de menta para adornar (opcionales).
  • Endulzante al gusto (edulcorante, azúcar o miel).

Elaboración:

  1. Lavar las fresas, quitarles las hojas del pedúnculo y añadir a la batidora. Triturar hasta que queden convertidas en zumo.
  2. Añadir el helado y seguir triturando hasta que se integren bien todos los ingredientes. El zumo de fresas irá adquiriendo consistencia cremosa.
  3. Ir añadiendo la leche poco a poco hasta que tenga la textura que te guste. Es importante ir haciendo esto mientras la batidora sigue batiendo para que quede espumoso.
  4. Se puede endulzar con azúcar, edulcorante o miel al gusto.

Consejos para preparar un batido de fresa en casa:

Como acabas de ver, preparar un batido de fresa en casa es la tarea más sencilla que hay. No tiene más dificultad que batir y mezclar el zumo de fresas con tus ingredientes favoritos. En este caso te proponemos helado de vainilla y leche para ajustar la textura.

Para evitar las pepitas de las fresas (que pueden cargarse su textura) puedes colar el zumo de fresa antes de añadirle el helado y la leche. Con respecto al dulzor de este batido, no olvides que el helado tiene ya una cantidad importante de azúcar, así que antes de añadir más endulzante, pruébalo a ver si está a tu gusto.

Si no tienes una batidora de vaso como en el vídeo, puedes preparar esta receta usando el accesorio picador de la batidora o simplemente usando la batidora convencional. Las fresas son muy blanditas y se convierten en zumo muy fácilmente, así que no te costará mucho hacerlo.

Una versión más saludable del batido de fresa...

Con respecto a los ingredientes puedes variarlos al gusto, para adaptar esta receta a tus necesidades o hacerla más sana, prescindiendo del helado y usando un plátano maduro para dar dulzor y textura. Con respecto a la leche, puedes sustituirla por una bebida vegetal (eso sí, que sea de buena calidad y no esté cargada de azúcar) para darle un toque diferente. Conseguirás un batido de fresa y plátano perfecto para la merienda.

Aún así, no hay que dejar de recordar que tanto la versión que te proponemos en la receta original, como la opción más saludable (sin azúcar, ni helado), sigue siendo una bebida de consumo ocasional. No es lo mismo tomarse la fruta entera que triturada, siempre va a ser mejor la primera opción.

También te puede interesar:

Continúa leyendo