Mousse de chocolate

Aprende a preparar un mousse de chocolate con la textura perfecta y verás que es más sencillo de lo que imaginas.

Ingredientes

  • 2 huevos
  • 500 ml de nata para montar
  • 160 g de chocolate negro de cobertura
  • 50 g de azúcar para endulzar la nata

Elaboración

  1. Picar bien el chocolate con un cuchillo grande y colocar las virutas en un bol de cristal o metal. Poner en un cazo al baño María hasta deshacerlo por completo y reservar para dejarlo enfriar.
  2. En la misma agua del baño María, poner un bol metálico con un huevo y una yema y batir hasta conseguir la textura de una crema. Retirar.
  3. Añadir el chocolate al huevo con movimientos envolventes para mantener la textura.
  4. En otro bol montar la nata endulzada con el azúcar con ayuda de unas varillas eléctricas. Incorporar a la mezcla del huevo y el chocolate poco a poco.
  5. Pasar la mousse a un recipiente de cristal, tapar con papel film y dejar enfriar al menos dos horas en la nevera antes de servir.

Consejos y apuntes: A la hora de montar la nata, si tanto el bol como la nata están muy fríos se montará más rápido y fácil. El mousse es un postre perfecto para dejar listo con antelación y muy versátil tanto en presentación como para ponerle complementos. Ralladura de naranja fresca, frutos rojos o unas hojas de menta, por ejemplo, le van a la perfección. Si eres intolerante a la lactosa puedes prepararlo con nata sin lactosa porque montará igual de bien. A la hora de presentar este postre, puedes hacerlo con la técnica de la quenelle ayudándote con dos cucharas (con la que consigues una forma redonda y alargada), en vasitos o copas individuales.

Continúa leyendo